6 feb. 2010

Jovian Chronicles: Titán (I)

No he encontrado nunca demasiada información acerca de Titán en el universo de Jovian Chronicles, excepto la que se encuentra en el libro básico y alguna referencia suelta en los pocos suplementos que tengo. Siempre me ha parecido un ambiente interesante para hacer ciertas partidas, y más después de haber leído como es Titán en otro setting, el de Transhuman Space: Parecido pero menos estático, con algunas tramas más y algunos añadidos.

Así que para darle un poco más de vida, lo he cambiado un poco y así es como ha quedado...

Titán es una colonia dedicada mayormente a la extracción de hidrocarburos, aunque también suscita cierto interés en el área de la investigación química, biológica e ingeniería colonial. Es muy acertado pensar que buena parte de las entidades que eligen Titán para sus investigaciones buscan el aislacionismo y la relativa estabilidad que esta luna proporciona. Por ello, el crimen organizado también ha llegado a Titán, supliendo de forma ilegítima las carencias que otras corporaciones dedicadas a los sectores de ocio y servicios poseen.

La población estimada en el 2210 es de unos 25.000 invididuos concentrados en las cuatro estaciones espaciales que rodean el planeta, de los cuales el 75% reside en la Estación T, la más vieja y la más grande. Trabajan en las refinerías, almacenes, zonas de carga y transporte, aparte de administración, servicios varios y ocio para los residentes. En la superficie hay unos 30.000 colonos, aunque la cifra varía mucho ya que la mayoría están aquí por contratos laborales de duración determinada, tras lo cual se marchan o rotan con gente de los orbitales. Es una cifra alta para colonias que están muy automatizadas, pero sigue siendo necesario personal para mantenerlas operativas, por no hablar de las estaciones de investigación que requieren personal especializado.

Oficialmente, Titán tiene inscritas 62 entidades comerciales operando en sus confines. Casi todo el pastel recae en la Titan Hydrocarbon Corporation, que constantemente está metida en problemas territoriales con otras corporaciones, el gobierno joviano y hasta el CEGA. Técnicamente, los lugares no colonizados son territorio internacional, pero la THC los trata como si fuesen propios. El gobierno joviano ha intercedido para que la THC libere el suelo y esta se ha mostrado algo más "tolerante" por decir algo, con corporaciones también jovianas. Pero los conflictos con corporaciones extranjeras como la Mercury Materials (Mercurio) o la Solar Minning Corporation (Venus) son frecuentes y violentos: Estas corporaciones se ven obligadas a contratar mercenarios y mantener ejércitos privados para defenderse de la THC, pero sin embargo ninguno de estos conflictos trasciende de manera oficial, con lo que la situación no cambia.

La SolaPol ejerce cierto poder para mediar en estos conflictos, mayormente porque casi todas las entidades aprueban su presencia para intentar mantener el orden, así que cuando la SolaPol viaja en misión oficial a Titán, los residentes locales suelen cooperar, al menos en las zonas comunes como el espaciopuerto o la Estación T. Pero no son tan bien recibidos cuando llevan a cabo inspecciones en territorio de las corporaciones con mayor poder local, o cuando van a centros de investigación, especialmente si se trata de agentes de los edictos.