6 feb. 2010

Jovian Chronicles: Titán (III)

El crimen organizado es la otra cara de los negocios en Titán. Desde estupefacientes a prostitución ilegal, pasando por apuestas, venta de armas y equipo militar de todo tipo, falsificación de identidades, etc. Los clanes establecidos aquí llegan a vivir mejor incluso que los gerentes corporativos, que hacen la vista gorda de cuando en cuando a cambio de material caliente. La corrupción no está muy extendida en cualquier caso, es mala para los negocios y castigada severamente en caso de descubrirse.

En Huygens y Oasis hay 6 grandes grupos que se reparten distintas zonas de control e influencia, así como distintos tipos de negocios. Utilizan enclaves dispersos y muelles de atraque clandestinos para introducir la mercancía, y emplean establecimientos de todo tipo para distribuirlos y blanquear el dinero obtenido. Tienen personal comprado en todas partes, lo cual no evita sin embargo que a veces no les salgan las cosas bien.

Existe un círculo vicioso en torno a la expansión del crimen organizado en Titán y las corporaciones: Cuanto mayor negocio tengan estas, más colonos y más dinero habrá para las mafias. Casualmente, el hecho de que a la gente no le parezca "tan malo" el hacer de estos señores implica una percepción exterior de que tener un contrato de trabajo en Titán no es tan duro como parece y que puede llegar a resultar incluso una experiencia exótica, lo que facilita un poco el conseguir gente para trabajar en la superficie.

Los 6 grupos son:

Dianna Schwert:
Este clan toma su nombre de la familia Schwert, una de las familias más antiguas con orígenes en los países no-alineados de la Tierra. Una joven y emprendedora mujer de armas tomar llamada Dianna lideraba varias de las operaciones de contrabando que el grupo llevaba a cabo en el cinturón de asteroides y la periferia solar, hasta que el abandono sufrido por su gente en favor de los intereses cercanos a la Tierra y Marte le hicieron independizarse. Reunió a un grupo considerablemente grande y entró llevándose por delante a todo aquel que le hizo frente en Huygens. En los últimos años Dianna ha crecido de forma progresiva, atreviéndose incluso a atacar naves de la SolaPol para que sirva de ejemplo a otros clanes. A día de hoy es el clan más poderoso, tanto que ni su familia original se atreve a enfrentarse a ella.

Krasnyĭ Semʹi:
La gran familia roja, coloquialmente llamada Kransyi porque es más fácil de pronunciar y de recordar, es un remanente de las antiguas mafias rusas previa al holocausto. Cuando la Tierra recuperó las comunicaciones con el exterior, se abrió ante ellos un mercado enorme por explotar. Eran el grupo más grande de Titán hasta que llegó Dianna, y la razón por la cual fueron relegados a segunda línea fue el mero hecho de que jamás se tomaron realmente en serio su actividad aquí: Las ganancias eran pocas con respecto a lo que obtenían en otros lugares, y ahora se están lamentando porque ven que la cosa va cada vez a más.

Gerak:
Dicen que el coronel Amadeus "Gerak" Harkin trabajaba con el grupo de operaciones especiales de la JAF en misiones encubiertas al corazón del CEGA, que hay que estar muy loco para hacer tal cosa, y que el día en que la JAF crea que sabes demasiado eres hombre muerto. Este es el rumor más extendido acerca de por que Gerak se vino aquí a montar su chiringuito, e independientemente de que sea cierto o no, hay algo muy cierto: Están todos como una puta cabra, son sanguinarios y violentos en extremo no se sabe muy bien si para dar ejemplo o por diversión, y si son respetados es por eso y no porque sean precisamente gente influyente o "sociable". No es de extrañar que sean líderes en el sector de los deportes y apuestas macabras.

W.G.S.:
¿Que pinta en Titán un clan cuyo principal ámbito de operaciones es la restrictiva Federación Marciana? Las malas lenguas dicen que la Federación ha llegado a un acuerdo con ellos para que reduzcan su influencia en Marte y trasladen parte del negocio a Titán, y así servir como ojos y oídos para las agencias de espionaje de la Federación. Sea cierto o no, el WGS es pequeño y débil, pero mantiene su status porque efectivamente poseen información de primera mano sobre el tráfico estelar de Titán a Marte, y esa información da bastante poder.

Borgir:
Son realmente una empresa clandestina de mercenarios que se mueve por los confines del sistema solar y el cinturón de asteroides. Controlan una pequeña sección de Oasis y Huygen a base de fuerza bruta y se cree que han llegado a un acuerdo con Dianna para tener ciertas concesiones de terreno a cambio de favores. La naturaleza militar del clan Gerak hace que los roces con los Borgir sean frecuentes, habiendo llegado a enfrentarse incluso en el TS delante de los agentes del espaciopuerto sin ningún tipo de complejos.

Sangre Azul:
Kriza es otro joven emprendedor que procede de una familia asentada en los balcanes, y que se ha ido bien lejos en busca de independencia, fortuna y reconocimiento. Desgraciadamente, no se ha traido consigo la suficiente fuerza como para hacerse un hueco estable en Titán. El otro problema es su ego y exceso de escrúpulos en un lugar donde el "estilo aristocrático" no sirve de mucho, (el nombre Sangre Azul es un ejemplo de esta tendencia). Salvo que tengan un golpe de suerte, las cosas difícilmente le van a ir a mejor, y debería darse por satisfecho si no empeoran.