11 feb. 2010

Orbital Drop Shock Mechas

Supongo que muchos habéis visto en la película de Starship Troopers el "desembarco" en Klendathu, cuando decenas de dropships cargadas con tropas de la infantería móvil son desplegadas de forma masiva para colarse entre las defensas orbitales del planeta en un intento de hacer aterrizar sanas y salvas la mayor cantidad de tropas posible. Es una pena sin embargo que se dejasen de lado en la película los juguetes que la infantería móvil se lleva consigo a la batalla y sobretodo, porque se llaman así: Sus trajes electrónicos. Armaduras potenciadas en toda regla que unidos a armas tales como lanzacohetes con cabezas nucleares de pequeño tamaño, pueden convertir una insercción orbital en un infierno para el enemigo.

Otras referencias de este tipo que me vienen a la cabeza son los marines de Quake 2 y Quake 4, así como los ODST de Halo: Orbital Drop Shock Troopers, alias Hell Jumpers. Todos ellos saltan en vainas individuales que les protegen de la reentrada, abriéndose a pocos metros del suelo al mismo tiempo que frenan: Son muy pequeños para apuntarles y caen a gran velocidad, por lo que se convierten en objetivos difíciles. Son en esencia, un HA-LO, (High Altitude-Low Opening, un tipo de salto en paracaidas en el que se salta desde gran altura abriendo el paracaidas bastante cerca del suelo), pero a lo bestia, muy a lo bestia. De hecho, el apodo Hell Jumpers que reciben estos soldados en Halo les viene por las temperaturas que alcanza el interior de la vaina debido a la reentrada, (el exterior se pone al rojo vivo).




Ahora vamos a trasladar estos conceptos a un juego con mechas en el espacio. Mi bienamado Jovian Chronicles, (os hartaréis de leer referencias a él en este blog :P), es perfecto para ello, aunque Starblade Battalion y en general cualquier otro setting de Mekton Z donde haya combates espaciales, vale. También Macross o casi cualquiera de los settings del universo Gundam. Como si queréis usar Gears adaptados en este entorno o bioarmaduras de combate simbióticas como las de Trinity pero a mayor escala.

Colocamos uno o varios porta-aeronaves cargados con una cantidad considerable de estos mechas, protegidos por un escudo desechable parecido al que lleva el XXXG-01W Wing Gundam de Heero Yuy en Gundam Wing para protegerse de la reentrada. Vamos a desembarcar todas las unidades de tierra que podamos, pero esto no significa que no puedan ir liándola por el camino: Los cargamos con racks de misiles a la espalda, como los que lleva el Vindicator Alpha de la Jovian Armed Forces y les damos objetivos: Ahora el enemigo no solo tiene que lidiar con las naves que pueden estar bombardeando el planeta y el desembarco de tropas, también tiene que enfrentarse a estas unidades.

Sus objetivos pueden ser mismamente, los emplazamientos de defensa orbitales: Pueden ir como avanzadilla para reducir al mínimo posible estas instalaciones, (aunque por delante de ellos también podrían ir comandos de operaciones especiales con nocturnidad y alevosía a cargárselos aprovechando el factor sorpresa), dejando caer misiles con cabezas nucleares pequeñas sobre ellos. Luego, sueltan el rack vacío y se cubren con los escudos ofreciendo la mínima resistencia durante la entrada, cayendo como una piedra, dándose un empujoncito con los retrorreacotres si hay poca gravedad incluso.

Y cuando están cerca del suelo, hacen saltar sus escudos por los aires, (aplastando si hay suerte a algún enemigo con ellos), activan los retrorreactores para frenar la caída, y disparan contra todo lo que les ataque. A partir de aquí, empezaría la operación en tierra propiamente dicha.