19 mar. 2010

Evolución de armas blancas en juegos ci-fi

En todos los juegos de ciencia-ficción la evolución de las armas personales suele seguir los mismos caminos: Munición sin casquillo, autopropulsada, semidirigida, adaptable; armas gauss, blasters, lásers, plasma, gravitatorias, etc. Es decir: Lo único que evoluciona son las armas de fuego, mientras otras armas de proyectiles y las armas blancas permanecen como anticuallas, vestigios de un pasado donde la tecnología era inferior.

Luego ves a este señor partiendo un cerdo por la mitad con un cuchillo que se puede comprar en cualquier parte y te quedas con dos palmos de narices. Porque en ese momento recapacitas y te das cuenta de que si eso lo hace un cuchillo, ¿acaso no podría una katana forjada en san mai partirte en dos en manos de un experto? Luego miras juegos de ci-fi para darte cuenta de que lo máximo a lo que llega un arma blanca es a acoplarle una sierra de calar para metales y convertirlo así en un vibrofilo, o meterle una motosierra para convertirla en una espada-sierra o hacha-sierra. Tecnología que invalida su ventaja de no necesitar munición, (afilarlas de cuando en cuando, y según que material sea incluso poco), y que es más frágil que un filo liso si tienen que cortar materiales duros pudiendo partirse o mellarse con facilidad.

Mismo problema que fabricar un cuchillo enteramente de diamante u otro tipo de cristal duro: Su filo será el mejor que puedas encontrar, pero será extremadamente frágil pudiendo partirse con un pequeño golpe seco. No se desafilaría, sino que se mellaría directamente. Y sería imposible de afilar con nada que fuese menos duro que el diamante, (a día de hoy es precisamente el polvo de diamante el que se usa para reafilar acero).

A veces pienso que lo que falta es aprender un poco del pasado antes de enfrascarse en evolucionar el armamento actual para meterlo a una ambientación ci-fi. Yukito Kishiro por ejemplo, enfoca mejor el tema de las armas blancas: En GUNNM, Gally emplea una espada forjada con acero de Damasco: Este acero consiste en varias capas de aleaciones distintas fundidas entre si usando un material durísimo para el filo, y más flexible para el cuerpo de la hoja, de manera que pueda absorber las vibraciones que pudiesen mellar el filo y hacerlo más resistente, al tiempo que es capaz de cortar incluso metales duros. El acero de damasco no es nada nuevo: Se decía que era el único capaz de superar al acero toledano en la época medieval, y no porque surgiese en esa época.

Kaelula Sungwiss, otro personaje de GUNNM, recurre a dos "espadas azuladas" para combatir. Aunque no se mencione expresamente, el acero enriquecido con cobalto suele adquirir este color. Se emplea por ejemplo en brocas para taladros de gran dureza, empleadas para taladrar materiales como el titanio, ya que las brocas normales corren el riesgo de recalentarse y desafilarse prematuramente. En cuchillería también se usa, a pesar de ser una aleación un poco "exótica" por haber otros aceros más sencillos que consiguen el mismo rendimiento.

Si a esto añadimos que en los últimos 50 años las armas blancas han evolucionado tanto como las armas de fuego y en algunos casos puede que incluso más, no es descabellado pensar que dentro de otros 50 años podamos tener auténticas máquinas de picar carne que podrían ponerle los huevos de corbata incluso al más experimentado guerrero. Hace 50 años no había por ejemplo acero VG-10 capaz de cortar como un bisturí con una hoja de 6 mm de espesor. Tampoco tenías un acero inoxidable que se reafilase con una facilidad equiparable a un acero al carbono, o un acero al carbono con una resistencia a la corrosión aceptable.

A día de hoy la medida de hoja estándar para un cuchillo de combate suele ser de 6" (15,5 cm), pero no nos engañemos: En esta medida entran también otros factores como la portabilidad, considerando que no va a ser el arma principal. Ahora bien, nadie discute que un bowie de 10" es mucho más efectivo, porque tiene el tamaño que hace falta para cortar cosas gruesas, como brazos y piernas... Eso acojona a cualquiera. Y si ves a un soldado metido en su armadura de combate con su fusil, su pistola y un enorme bowie cruzado a la espalda o colgando de la pierna lo primero que piensas es que tiene que ser un animal de mucho cuidado. Porque además, sabes que la armadura para proyectiles, como también sabes que ese cuchillo puede cortar la armadura y tu brazo dentro de un tajo como si fuese mantequilla.



No veo yo muy descabellado por tanto que para el bowie de ese video se tiren por ejemplo en CP2020 5d6 de daño reduciendo previamente a la mitad o incluso a un cuarto el valor de cualquier blindaje balístico que la víctima pudiese llevar: Si quieres parar cortes, recurre a materiales para parar cortes. Otra cosa sería apuñalar e intentar penetrar ese blindaje: El daño sería inferior porque la herida es más concentrada, pero podría atravesar un chaleco de kevlar, por lo que su protección también podría verse reducida en comparación con la ofrecida por un impacto de bala. Podría hacer 2d6+3 de daño base, reduciendo el valor del blindaje a la mitad o un cuarto. Poco si no se apunta a un órgano vital... lo que pasa es que alguien entrenado irá al cuello, corazón, bazo, nuca, cerebro, hígado y sitios por el estilo, donde el daño será mucho mayor.

Y a las bravas, una amputación puede dejarte fuera de combate pero podrías sobrevivir: A un triple corte en la aorta, yugular y braquial no sobrevives ni dos segundos. Suerte que apuñalar sea una maniobra más difícil de ejecutar, porque si te encuentras con un hueso la estocada puede resbalar y no resultar tan efectiva, o incluso partir la hoja si es demasiado dura o poco gruesa.

Así que, ¡seriedad señores! Queremos cuchillos de combate que hagan el mismo daño que un fusil de asalto y que tengan un poder disuasorio de esos que despiertan los instintos animales más profundos... ;)

5 comentarios:

  1. Al margen que los videos publicitarios de Cold Steel (que desde que subcontratan la producción por medio planeta ya no son lo que eran), muchos de esos cortes son inútiles en la vida real (y no me refiero al combate) ;-)

    El problema es que un filo cortante es poco eficiente contra cualquier armadura. Añade que un arma de fuego no requiere acercarse al oponente, y necesita mucha menos instrucción y capacidades físicas que un cuchillo, y ya tienes algunas respuestas al asunto.
    Las estocadas son eficaces contra el kevlar, porque no está diseñado para eso, pero unos guantes anti-corte eficaces no pueden parar ni un .22LR, por eso en la instrucción militar (parcialmente en reminiscencia de las primeras bayonetas) se enseñan estocadas, no cortes.
    Y para pinchar, algo con una hoja un poco más corta que un V42 es perfecto. Eso si, mi KaBar ha viajado casi tanto como el de un marine de combate ;-)

    Respecto al tamaño de cuchillo (dobles sentidos aparte), no siempre más grande es mejor, y no solo por el tema de portabilidad (tengo más bowies que navajas en casa), sino que la instrucción y la situación influyen mucho. No existe el cuchillo perfecto para todo, al igual que no existe el arma de fuego perfecta para todo.
    En resumen, cada trabajo tiene su herramienta. Los cuchillos son útiles en situaciones en que un arma de fuego no, y viceversa.


    Por cierto, si a alguien le interesa una réplica de daga SAS y un cuchillo de combate del bundeswehr, que me sobran, que avise ;-)

    ResponderEliminar
  2. Los que son inútiles son los videos que hace el tipo de knifetests.com... La verdad es que aunque el video es bastante impresionante, tengo comprobado por mi propio pie de lo que son capaces algunos de estos bichos.

    Sobre las "respuestas" decirte que no estoy deacuerdo: Si tan inútil fuese porque las armas de fuego hubiesen desplazado completamente a las blancas, entonces estaríamos usando los mismos cuchillos de hace 100 años con muy pocos cambios. Y no es así: Cada dos por tres hay cosas nuevas.

    Respecto de blindarse contra estocadas por supuesto que existen ese tipo de protecciones. Como ya digo, si te quieres proteger contra un arma blanca, hay opciones. Pero no son los chalecos de kevlar diseñados para parar balas que son lo que manda hoy en día. Y no hablo simplemente de una situación de combate militar, que a veces la gente se olvida, que donde más "uso" se le da a los cuchillos como arma, es en peleas barriobajeras. Por decir algo, realmente son asaltos, no combates.

    Simplemente el poder disuasorio que tiene enseñarle a alguien un cuchillo de gran tamaño es suficiente como para que un delincuente común se largue a buscar otra víctima más asequible. También hay mucha gente que tiene escalofríos al ver un cuchillo posado en una mesa pero no una escopeta.

    Y respecto al entrenamiento, te digo lo que se suele decir siempre: En España muere mucha más gente a cuchillo que con armas de fuego sin recibir ningún tipo de entrenamiento.

    Por cierto: ¿Que cuchillo es el de la bundeswehr? Porque yo tengo un Becker BK-7 para cambiar o vender por aquí :P

    ResponderEliminar
  3. Bueno, en ningún momento he dicho que no esté de acuerdo ;-)
    Supongo que me he lanzado un poco desde mi punto de vista y experiencia "pofesional" y se me ha ido la mano.

    Se por experiencia que en sitios como los Balcanes o Irak, donde quien más quien menos tiene un "kalaka" debajo de la cama, intimida mucho más una pistola en la mano o una bayoneta calada que meramente encañonar a alguien con un fusil.
    Pero ahí nos vamos a lo que es habitual y conoce cada uno, sobre todo el que tienes delante.

    Un experto en combate a cuchillo se sentirá menos intimidado por un quinqui empuñando un bowie que por alguien que sujeta de forma cómoda y "profesional" un cuchillo pequeño.

    Por supuesto, como yo no se mucho de cuchillos, mantendría una cauta distancia de cualquiera que empuñase uno de forma razonablemente correcta, fuera una albaceteña de cortar chorizo o un bowie con guarda de sable. :mrgreen:

    El cuchillo del bundeswehr al que me refería es este http://www.army-specials.com/popup_image.php?pID=49&imgID=0
    pero lamentablemente no es original.

    Interesante lo del Becker, pero ya tengo demasiados cuchillos grandes en la colección y ni siquiera me he puesto a montar una panoplia para ponerlos.
    Aunque esto tiene la ventaja que da igual en qué habitación esté de casa, tengo un arma a mano :evil:

    ResponderEliminar
  4. En los juegos de ci-fi se han dejado de lado las armas blancas. Los PJs no entrenan con ellas y así les va. Hace una semana uno de mis jugadores estuvo combatiendo con la bayoneta contra un bárbaro de los wilds armado con machete durante 12 asaltos (entre que él no acertaba una y que el machete del bárbaro no conseguía atravesar la armadura de combate...). Ya no hacen los marines espaciales como antes.

    En cuanto al tema real, un bowie impresiona mucho pero es muy pesado y poco manejable. Supongo que un experto eligiría uno más pequeño. Al fin y al cabo para llegar a los órganos vitales con 15cm basta.

    ResponderEliminar
  5. Esto es muy interesante. y sensato lo que dicen, con un cuchillo pequeño y bien manejado basta. Pero con un humano. Tal vez un extraterrestre de piel dura necesite un bowie o algo más grande como una katana san mai, o las monoares de shadowrun que eso si es prestar atención en el cuerpo a cuerpo.

    ResponderEliminar