9 abr. 2010

La alta tecnología en Hollywood

Ver películas es bueno para tomar ideas de cara a dirigir una partida de rol. Pero no hay que creerse todo lo que muestran. Ni siquiera lo que es realmente creible...

- En Hollywood siempre hay planos de todo. Siempre están al alcance de la mano si directamente no están informatizados y perfectamente accesibles para la policía, como quien coloca un extintor en un edificio por si acaso. El prota de turno es capaz de localizar en planos de varios metros cuadrados de papel lo que está buscando, aunque nunca haya recibido un cursillo de interpretación de planos adecuado a lo que está mirando. Peor aun, a veces lo hacen visualizando ese plano en una pequeña PDA, y yo me pregunto si es que realmente no habrán inventado un buscador inteligente más potente que el Google.

- Donde hay informática, está todo informatizado. Los documentos hipersecretos, las patentes, los libros de contabilidad... Todo eso que hasta la más pequeña de las empresas guarda celosamente bajo llave, en Hollywood está conectado a todo sean las medidas de seguridad las que sean. Todo se controla por ordenador/internet: Las cámaras de seguridad, los detectores de movimiento, (que normalmente solo tienen tres cables, dos de alimentación y uno de señal), los ascensores, las puertas, etc. Todo, todo, todo, aunque su construcción y diseño no lo permita por cuestiones de sentido común.

- Hollywood es la responsable de la fobia que mucha gente tiene a los ascensores. Todos tienen una trampilla, y cuando subes al techo ves dos míseros cables sujetando una cabina para doce personas, que tras romper de un par de disparos, hacen que cabina y contrapeso se estrellen en caída libre contra el suelo, (seguro que todos hemos visto Matrix). Peor aun, funcionan con las puertas abiertas, como en Terminator. En la vida real apenas caerían 20-30 cm antes de frenar en seco, (y puede que partiéndole una pierna a alguien), y se pararían al abrir cualquier puerta.

- También es responsable de que la gente crea que los técnicos son magos, independientemente de su especialidad. Prota mecánico de coches: No importa, también repara portaaviones, viene a ser lo mismo pero más grande. Prota arreglador de televisiones: A desactivar el sistema de guiado de un misil, como si fuese lo más fácil del mundo.

- En Hollywood puedes tirar el más sofisticado misil guiado con un zumbador hecho con una lata de Pringles, una pila de petaca y un trozo de alambre. Eso si, luego para darse importancia bien que remarcan el sofisticado sistema de codificación, modulación y transmisión por banda estrecha y la de dios para justificar que está muy bien protegido, (cosa que es así).

- En Hollywood un hacker escribe más en su ordenador durante una sesión de hacking, que un mecanógrafo en un juicio de varias horas.

- Pero no es nada comparado con la proliferación de Windows, que es usado hasta por especies alienígenas supuestamente mucho más avanzadas que los seres humanos.

- Hollywood es también el único sitio donde ningún piloto de cazas, ya sea el bueno de la película o el malote, se la espiña por un blackout debido a un giro muy brusco de alta velocidad. Cosa que no me explico cuando ni siquiera llevan la mascarilla presurizada puesta, lo que les dejaría sin conocimiento rápidamente al volar a gran altitud. Tampoco sufren de radiación ultravioleta ni les deslumbra el sol.

- Por extensión de lo anterior, en todas las pelis de ci-fi donde se usan armaduras con casco, los protagonistas nunca lo llevan para que se les pueda ver la cara. Milagrosamente, cuando alguno es herido, siempre ocurre en una de las zonas que están cubiertas detrás de un muro, como las piernas o el abdomen. Y si llevan casco, será una semi-burbuja de cristal transparente con los mismos problemas.

- Las neveras de Hollywood están más avanzadas que el más potente blindaje para tanques que se pueda construir hoy en día: Son capaces de aguantar una explosión nuclear al mismo tiempo que no contamina los alimentos que contiene con plomo.

- Las armas nucleares en Hollywood están diseñadas para que hasta alguien de pueblo las active, y sino que se lo digan a los muchos terroristas que han puesto sus manos encima de una sin manual de instrucciones, ni experto en la materia a su lado ni nada.

- En Hollywood aun no han descubierto los radares doppler. Sencillamente, los radares de pulsos son más fáciles de explicar y mucho más vistosos. Así que, cuando un radar de pulsos se queda anticuado, pasan directamente a tecnologías chungas como "avanzados sistemas de detección por ultrasonidos", (se llama sonar o sodar según proceda), detección mediante "partículas fotónicas", (¿luz?) o por "ondas electromagnéticas direccionales", (lo que viene siendo un radar, vamos).

- Son también unos patriotas fanáticos de las armas clásicas. Lo digo por ver como junto a un sofisticado rifle de pulsos M41 usado por el CMC se puede encontrar una venerable Colt 1911 o una Gerber Mark II, (mira que son años para evolucionar). O porque con cuatro cambios, una Five-Seven o un MP7 se convierten en el armamento de la tripulación de una estrella de combate.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada