30 may. 2010

Juegos de rol en PDF

Ahora que por fin parece que se empiezan a distribuir juegos de rol en PDF de forma seria en nuestro país, a la gente le empiezan a asaltar algo más que dudas filosóficas sobre si el sistema funcionará o no. Hay demasiadas cosas en el aire y al menos un servidor se pregunta si quienes se han lanzado a vender PDFs han tomado como base otros sectores que ya tienen algo más de experiencia vendiendo digitalmente: Videojuegos, música y películas principalmente.

Todo lo que sea distribución digital, se enfrenta a un problema cuya única solución es a nivel cultural. Todo lo digital se puede copiar sin pérdidas de calidad, mientras que las protecciones y cifrados anti-copia se pueden romper tarde o temprano. Y aunque a algunos les cueste creer, la razón por la que se llegan a romper no es la piratería, sino el poder hacer copias de seguridad de lo que has comprado, ya que las empresas se molestan mucho en cobrar por copyrights pero sin dar respaldo al soporte de distribución. Y sino que se lo digan a Jon Lech Johansen.

La única manera de eliminar ese problema es que tanto editor como comprador obren de buena fe. Es imposible que la cosa funcione si una de las dos partes falla: Si el comprador percibe que el editor le está robando dinero, rápidamente buscará la forma de evitarlo. Y si el editor percibe que el comprador le está restando beneficios, inmediatamente implementará sistemas anti-copia que entran en conflicto con el derecho a copia privada, además de poner en entredicho si realmente el comprador es el propietario de lo que ha adquirido y puede hacer con ello lo que quiera, o si simplemente ha pagado por una licencia de alquiler sujeta a restricciones que no figuran detalladas en ninguna parte, por considerarse que una compra-venta formal, (que es lo que es), no los necesita.

En los productos electrónicos esto último es habitual. Y precisamente por haber estos conflictos, la gente sigue sin fiarse de la distribución digital. Pongamos el ejemplo de que yo me compro un juego de rol en PDF, el cual tendrá una marca de agua a mi nombre, (estoy esperando a que los libros físicos vengan a mi nombre también), y posiblemente varias protecciones más. ¿Puedo dejarle a un amigo el juego? Si borro físicamente el archivo de mi ordenador después de pasarle una copia, y luego él me lo devuelve siguiendo el mismo proceso, si podríamos hablar de dejar. Pero es absurdo e inseguro cuando puedes hacer lo mismo sin necesidad de borrar nada, reduciendo el riesgo a que a tú amigo se le olvide sacar el pendrive del bolsillo del pantalón antes de meterlo en la lavadora y te quedes sin juego... O de que un virus le obligue a formatear el disco duro. O de que el correo electrónico no llegue y se pierda el archivo en algún lugar de la red.

¿Puedo sacar copias para tener uno en mi ordenador, otro en el portátil y un tercero en el e-book reader? Teóricamente debería de poder porque es MI JUEGO, MIS COPIAS. Pero en la práctica existen muchos DRM que solo te permiten tener el archivo en un lugar a la vez, incluso validarlo mediante una conexión a Internet para poder leerlo.

Si yo ya tengo ese libro comprado en papel y quiero el PDF, ¿por que tengo que pagar de nuevo por el juego? La pregunta se las trae porque si quisiese un segundo libro en papel nadie preguntaría por que hay que pagar de nuevo por él. Aquí es donde ninguna empresa se moja al aclarar si el producto y copyrights asociados van ligados al soporte de distribución o no. Si es lo primero, entonces tendrían que registrar la marca y el producto por cada vez que lo saquen en un nuevo soporte, y no lo hacen: Un mismo videojuego para una misma plataforma es igual tanto si viene en disquetes, CD-ROM, descarga digital, DVD o lo que sea. Si es lo segundo, entonces el comprador que paga una vez por el producto, solo debería pagar el soporte nuevo en el que lo adquiere, y no pagar de nuevo por todo. Si las empresas no se mojan es porque obviamente les interesa que pagues la máxima cuota por todo.

Resumiendo: Te compras el juego honradamente para encontrarte con un montón de estúpidas trabas que te impiden A TI usarlo como mejor te convenga sin que estés violando ninguna ley. ¿Cuantas cosas se compran sin que ponga nuestro nombre y DNI en ellas? ¿Como demuestras que los libros que llevas en la mochila son tuyos y no son robados si no tienen la marca de agua que si llevan los digitales? Más luego el hecho de que a pesar de todo, sigas siendo considerado un delincuente potencial porque tienes en tus manos una copia digital que podrías colgar en el emule; si no lo fueses, no te habrían endilgado a ti la protección anti-copia.

Es como si te compras un coche que viene con una enorme bola de acero en el maletero para que no sobrepases los límites de velocidad, impidiéndote usar el coche con todas sus funciones y me refiero a meter maletas en el maletero que para eso es. A día de hoy, se recurre a la autoridad y la ley para castigar esos delitos, y no veo por que tiene que ser diferente cuando compras un producto digital.

No hay ningún tipo de regulación "oficial" para la distribución electrónica, y las que están intentando hacerse han llegado a meter en el saco de la piratería al software abierto y la licencia Creative Commons: No vamos a pensar mal y considerar que ha sido un... No, no puedo, me entra la risa perdón. Vamos a pensar con realismo: Grandes multinacionales andan detrás de esta regulación, así que es normal que quieran declarar ilegal todo lo que se hace gratuitamente y por aprecio a la solidaridad y deseo de compartir. Hace unos meses estuvo candente el tema del Paquete de Telecomunicaciones en el Parlamento Europeo por todo esto y algunas cosas más, y es algo que afecta no solo a la música o la televisión como piensa mucha gente.

Así que, ¿que se puede decir sobre la distribución en PDF de juegos de rol? El que esté al tanto de todo esto que acabo de comentar seguramente separará la paja del grano: Lo que está bien valorado para ser un producto electrónico con sus ventajas, trabas y sinsentidos, y lo que sea un atraco a mano armada. Comprará lo primero y lo segundo no.

El que no esté al tanto de esto pero si esté hasta los cojones del canon de la SGAE, de las estafas telefónicas, de que la PS3 cueste 300 dolares en USA y 300 euros al cambio en España, y del mileurismo; hará exactamente lo mismo.

Al que se la sude todo y se asome a mirar a ver si le renta un PDF, echará sus cálculos y considerará si le rentabiliza o no, por lo que al final, acabará haciendo lo mismo que todos los demás, pero posiblemente vivirá más feliz al no ser consciente de toda la morralla legal que hay detrás.
 
Y quisiera añadir un anexo: Si se quieren vender PDFs,  habrá que ganárselo, no "apelar a la solidaridad de los aficionados para que hagan un esfuerzo y ayuden a promover este nuevo formato porque es el futuro". En ningún otro sector de ocio se haría esto, así que aquí tampoco. En la industria de los videojuegos hay muchas compañías que han sabido ganarse al usuario por el contenido, otras siguen dando palos de ciego con productos mediocres cobrados como si fuesen de primerísima calidad, protegiéndolos de forma ultra-restrictiva, sin conseguir nada por supuesto. En la industrial del rol, igual.

1 comentario:

  1. Se te olvido comentar el detalle del precio que suele ser el mismo que la versión en papel. Porque todo el mundo sabe que enviar un pdf cuesta tanto como imprimir x cientas hojas por ejemplar y enviarlos a las tiendas que los soliciten. Claaaaaro.

    ResponderEliminar