7 may. 2010

La Jungla

La jungla es un lugar peligroso. Entre tanta vegetación se puede esconder cualquier cosa. Charlies, depredadores, dinosaurios... Es un escenario que no se por que razón se suele obviar en favor de grandes desiertos o metroplex en plan cyberpunk. Cada vez que he jugado algún videojuego con junglas, han sido fases realmente entrañables, llenas de tensión en las que tu situación cambia muy rápido tan pronto como te encuentras en medio de ella cualquier tipo de instalación, una emboscada, un encuentro inesperado, etc. Además está el fuerte contraste de un lugar paradisiaco muchas veces demasiado cercano al infierno.

Dirigí una partida de Cyberpunk 2020 en la que los dos personajes eran los Predators. Bueno, casi: Eran dos guerrilleros muy potenciados que se movían por la jungla llevando camuflaje termo-óptico. Su misión era encontrar y eliminar un par de especímenes de laboratorio que habían escapado de una instalación durante un ataque, y debían hacerlo en medio de un territorio hostil y con agentes de una corporación enemiga buscando capturar esos dos bichos.

Una partida de este tipo se juega mejor si jugadores y master han sido... muy asiduos de jugar al escondite en su infancia. Comprender que dominar la habilidad de Sigilo en medio de un lugar con tanta vegetación es algo sumamente complicado aporta mucha vidilla a la partida. Y que no solo trata de moverse sin ser visto, que el camuflaje termo-óptico no reduce el ruido que hacemos al mover la vegetación a nuestro alrededor, (de hecho llegaba a hacer tiradas de Advertir/Notar triples para vista, olfato y oído). Se trata de acechar, de pensar en la ocultación de uno por encima de todo lo demás, incluso cuando ataca. Es un error pensar también que por llevar un arma de fuego con silenciador podemos cargarnos a alguien sin que nos detecten, cuando puede haber alguien mirando al futuro cadáver oculto en la espesura de la jungla que se nos haya pasado por alto. Por algo Vietnam dio uso a tantos cuchillos de combate puro y duro en un entorno donde lo normal habría sido hacer modelos de monte y supervivencia.

Más heavy fue otra partida de Heavy Gear, (valga la redundancia), con una premisa similar pero en las junglas del Dominio Mekong... y con Gears. Despejando terreno con el vibromachete en la mano izquierda y apartando ramas con el fusil de asalto preparado en la derecha. Moviéndose de noche, utilizando termógrafos e infrarrojos para encontrar al enemigo mientras aprovechaban cualquier charco y se embadurnaban de barro para disminuir su propia temperatura. Algo espectacular, primero por lo difícil que es mover semejante mole sin llamar mucho la atención y luego porque cuando se disparaban volaban ramas y partían árboles que daba gusto. Sería muy gracioso hacer eso mismo con Battlemechs: Un par de disparos y solo faltaría que en el termógrafo del oponente apareciese un letrero de "ATTACK HERE" sobre la silueta al rojo del mech... Yo para estos menesteres prefería ponerme mi armadura de Elemental, aunque nunca llegásemos a cazar ningún mech en la jungla.

Pero sin lugar a dudas, como siempre lo más duro del entorno es el propio entorno en si, no los enemigos que te puedas encontrar dentro de él. Hacer frente al calor asfixiante, humedad extrema, insectos, animales salvajes, la orografía del terreno, la dificultad para orientarse... Por mucha tensión que logremos crear con la idea de que a cada paso pueda haber alguien acechando, sin estos factores convenientemente representados la partida será bastante sosa.

Inspiración para hacer esta clase de partidas hay mucha y variada. Hay muchas películas y videojuegos que le pueden servir a uno como referencia visual tanto como para sacar ideas y tramas. Cualquier película que tenga Vietnam de fondo, sea histórica o no, puede ser un buen punto de partida. Videojuegos también hay muchos: Unreal, Turok, Far Cry, Crysis, Halo, Mass Effect, Alien vs Predator, etc. Y todas las secuelas que encontremos claro. De novelas me cuesta encontrar más referencias, la única que me viene ahora a la mente es Manaos, de Alberto Vazquez Figueroa y ambientada en la selva del Amazonas.

3 comentarios:

  1. Para mí lo más difícil de la jungla como escenario de aventuras de rol es hacer los mapas. ¿Dónde está cada tronco de árbol?, ¿qué altura alcanza cada arbusto? Cualquier otro escenario es más fácil de imaginar para jugadores y máster. Más que nada es más fácil que ante un mismo mapa jugadores y máster imaginen la misma cosa. Una pared es una pared, un pozo es un pozo, etc. ¿Cómo solucionabas tú ese problema?

    ResponderEliminar
  2. Mapas cartográficos, con curvas de nivel por ejemplo. En mi blog de Last War tengo unos cuantos enlaces de donde conseguir mapas de ese tipo. Los de uso militar son los mejores porque especifica el tipo de terreno de forma general, (distingue zonas pantanosas, susceptibles de desprendimientos, bosques, terreno urbano, etc).

    Aquí tienes por ejemplo, un visor interactivo de la península:
    http://sigpac.mapa.es/fega/visor/

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la información ;)

    ResponderEliminar