12 ago. 2010

Agua.....

Eso de estar muerto de sed rodeado de agua por todas partes y no poder beberla porque es venenosa suele ser muy angustioso. Menos mal que en el año 2199 es posible adaptar el cuerpo para hacerlo tolerable al agua salada, de forma que solo nos tengamos que preocupar de huracanes cuatro veces más fuertes que los de la Tierra, actividad sísmica, resaca, tormentas eléctricas, depredadores salvajes, ballenas asesinas, timadores y traficantes de esclavos. Así para abrir boca...

Estamos en la constelación de Serpens, estrella Lambda Serpentis, segundo planeta. Más conocido como Poseidón por sus interminables océanos que cubren el 97% de la superficie. Algunos dirían que es un infierno azul, pero es solo porque tienen morriña de casa y no se acuerdan de que hace no mucho la población terrestre quedó diezmada por una plaga, bajando de 10.000 millones de habitantes a unos 5.400 y sumiendo aun hoy en la anarquía salvaje la mayor parte de las regiones. Dicen que solo los privilegiados van a Poseidón, pero no es verdad: Solo los valientes se meten seis meses en un congelador padeciendo una claustrofobia mortal mientras les duermen como si fuesen ganado, sin saber si despertarán al otro lado. Si sobrevives a esto... Poseidón te parecerá más fácil.

En la última frontera hay tecnología, muy avanzada tecnología. Se pueden hacer híbridos humanos y animales, se pueden tener comunicaciones planetarias y un avión VTOL de uso personal por poco dinero. Lo que no hay es implementación masiva de dicha tecnología, así que si no eres un privilegiado, tendrás que vivir a un nivel más bajo del que tienes ahora, anque la tecnología sea más potente. Y tendrás que decidir: Quedarte para siempre en tu isla por temor a que una tormenta te deje aislado en una paradisíaca playa desierta por tiempo inderminado, o aprender a sobrevivir para ser autosuficiente en cualquier parte. Es un mundo de contrastes: Civilización en un lado del estrecho, vida salvaje al otro.

Y agua, mucha agua salada. Los que están preparados para vivir en ella juegan con ventaja. Los humanos somos anfibios, pero no hay juego cuando casi el 100% del mundo es acuático, así que aquí los reyes del mambo son los aquamorfos. Ellos colonizaron Poseidón, ellos sobrevivieron al abandono, y ahora no les hace ni puta gracia que otros vengan a aprovecharse de lo que ellos domesticaron. Las corporaciones no respetan nada, pero sin el dinero de las corporaciones no habría una alternativa a esa bola de polvo agonizante que llamamos Tierra. Y la Organización Ecologista Global no podrá atarles las manos durante mucho tiempo más.

Por supuesto esto es Blue Planet.... Y como es Agosto, las orcas nos vamos a hacer turismo ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario