9 sept. 2010

Las Cronicas de Sarah Connor

Ayer terminé de ver la segunda y por ahora última temporada de la serie Las Crónicas de Sarah Connor. Digo por ahora, porque aun albergo esperanzas de que en un futuro tengan la decencia de terminarla, pese a su cancelación. Al principio la cosa prometía: Se habían saltado toda la parafernalia de Terminator 3 y habían creado una historia completamente nueva desde Terminator 2. La primera temporada presentaba a John Connor y compañía enfrentándose a las máquinas en vez de limitarse a huir de ellas, como guerra en la que están inmersos. Skynet mueve fichas para asegurar objetivos y el futuro líder de la resistencia intenta hacer lo contrario. Como en una partida de ajedrez... Aunque referencias a Dungeons & Dragons no le faltan tampoco, incluyendo un capítulo que se llama así.

Pero luego perdieron el rumbo. La segunda temporada se convirtió en un culebrón donde de pronto los terminators implacables pasaron a un segundo plano. Muy buena e inesperada la historia de John Henry, y más inesperado aun es el final, pero deberían haberse dado cuenta antes de que poco menos de la mitad de la temporada es relleno que se podría haber metido de fondo y haberse dedicado a seguir con la premisa de la primera parte... Que en mi opinión es lo que la gente quiere ver.

Echándole un poco de imaginación se puede uno hacer una idea de por donde irían los tiros en una hipotética tercera temporada. Lo que está claro es que, culebrones aparte, la idea de la serie es buena para hacer unas cuantas partidas, e incluso una campaña basada en gente de la resistencia enviada a una época pasada con objetivos diversos. El final de la serie... Da un poco por saco, pero es comprensible. Tal y como se plantea la saga Terminator, podrían alargar la serie hasta el infinito y no acabar ni ganando ni perdiendo la guerra. Ya ocurría en el timeline original algo parecido y sin tantos viajes en el tiempo ni cambios de historia, así que esto puede ser el cuento de nunca acabar. Me pregunto que tendrían preparado para la tercera temporada, (si es que tenían algo). Porque si no se centran en cerrar un arco argumental, poco les va a solucionar el nuevo salto temporal.

Tiene algunas cosas que chirrían un poco, como que los T-888, más duros aun que los T-800 normales, se puedan eliminar a rafagazos de MP-5, y que luego sin embargo Cameron aguante varios cargadores de M-16 en su espalda como si tal cosa. Los efectos especiales no son tampoco como los de las películas y pierden un poco de fuelle al final, pero son aceptables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada