13 oct. 2010

Una de novatos

Este fin de semana me ha tocado conocer de casualidad a un chaval de ventipocos años que estaba picado con esto del rol. Su historia se parece un poco a la mia propia cuando empecé: Jugador de videojuegos y semi-otaku que había oído hablar con cierto misticismo de las partidas de rol en mesa que por lo visto poco tenían que ver con los ErrePeGes de ordenadores y consolas.

Pero la suya fue una historia de aspirante a PJ que se encuentra un DJ novato, el cual aun está aprendiendo... pero no por muy buen camino sea dicho. Nuestro aspirante es un fan incondicional de Ghost in the Shell, Akira, y Nathan Never, le gusta el Grand Theft Auto, el KOTOR, la saga X-COM, se ha leído varias novelas de Halo y tiene entre ceja y ceja montarse una maqueta a escala bastante grande de un destructor imperial. Bueno, que decir: FRIKI de pies a cabeza, no hay duda xD.

Como tal, su interés por los juegos de rol se enfocó más hacia la ciencia-ficción y apenas se había topado con Shadowrun y Exo cuando conoció a nuestro recién estrenado DJ el cual muy ilusionado, le propuso formar un pequeño grupo y empezar a jugar. El problema es que este señor no tenía los gustos tan claros como nuestro PJ, y se dejó guiar demasiado por los tópicos.

El resultado es que este DJ le dirigió una partida a "un juego más raro que su puta madre", (palabras textuales), que luego por intuición descubrí que era El Señor de los Anillos, el de Rolemaster, "sencillito" lo que se dice para un DJ que está empezando y para un jugador que en su vida había oído hablar de elfos, orcos y demás protagonistas de fantasía medieval épica. Resumiendo: La partida no le gustó porque no se entero ni de la misa la media, y además frustrado porque el sistema le parecía confuso.

Cuando lo conocí y me empezó a hablar bastante cabreado de su primera experiencia rolera, el que se quedó un poco flipando fui yo, y la verdad es que con ganas de hablar con el DJ... Todos tenemos unos comienzos, pero si de verdad quiere empezar por el camino duro de dirigir, tendrá que trabajar mucho y leer más aun para aprender ciertas reglas básicas, como empezar por lo fácil e ir subiendo de escala, (ley de vida).

La cosa terminó con un básico de Cyberpunk 2020 en la mesa y una media promesa de partida si algún día vuelve por aquí. Terminó eso si, con una ilusión renovada, porque este juego en verdad es más apto para sus gustos que lo que inicialmente le propusieron.

En cualquier caso, la moraleja de esta historia ya me la conozco. No quieras forzar a alguien a jugar una cosa solo porque la inmensa mayoría empezó así y opina que es lo mejor. Cada uno tiene sus gustos, y si de verdad quieres que alguien se enganche a algo, éntrale por donde puedas tocarle una fibra sensible. No solo con los juegos de rol, sino con todo.

2 comentarios:

  1. Algo básico pero difícil de conseguir cuando se trata de novatos por ambos lados. Aunque quizás lo más raro de esta historia sea encontrar a un máster novato dirigiendo a MERP a estas alturas de la película.

    ResponderEliminar
  2. A saber... Cuando yo empecé a jugar a rol, también me recomendaron ese juego, muchos lo consideraban una especie de totem a seguir. Y la verdad es que ni antes ni ahora me ha atraído lo más mínimo.

    Todavía queda por ahí gente perdida que sigue pensando de esa manera, y quien sabe si esta persona no ha empezado con ellos y solo ha conocido uno de los caminos más difíciles por los que podía empezar...

    ResponderEliminar