6 oct. 2010

Wetware Plugs

Las tarjetas de memoria han sido una de las innovaciones tecnológicas en materia de almacenamiento digital más importantes de este siglo. Todas son memoria flash, la cual existe desde hace más de 20 años siendo una evolución de las memorias EEPROM, que a su vez son una evolución de las EPROM, las cuales datan de 1978 (y son de uso ultra-extendido). Pero hasta hace no mucho, la única forma de encontrar esta memoria era en chips, con encapsulados diversos, pero no en tarjetas.

De los muchos formatos desarrollados para implementar memoria flash, uno de los más interesantes es el Secure Digital de Panasonic, SanDisk y Toshiba. Este formato se ha estandarizado mucho a pesar de tener como lacra su lentitud frente a otros formatos como Compact Flash. Sin embargo, su pequeño tamaño, que se ha ido reduciendo más aun si cabe gracias a las Mini-SD y Micro-SD, ha permitido su implantación en dispositivos donde la escala de integración es enorme o en otras palabras: Donde todo tiene que ser pequeño.

La otra razón es que una ranura SD puede servir para más cosas que leer tarjetas de memoria. Si estas soportan SDIO, (Secure Digital Input & Output), se pueden utilizar como un mero puerto de entrada y salida de datos para conectar cosas como GPS, tarjetas wi-fi o bluetooth, escáneres IR, etc; del mismo estilo que el USB. La diferencia con este último es precisamente el formato tarjeta frente al formato puerto + dispositivo del USB. Aunque hoy en día haya por ejemplo pendrives USB minúsculos, y la cosa tienda a reducirse aun más graciasa los mini y micro USB, el SDIO ha sentado cátedra por hacer lo inverso que el USB: Universalizar los usos de un sistema de almacenamiento frente a masificar el uso de un puerto universal para almacenaje portátil.

Toda esta retahila viene a cuento de dos cosas conocidas en el mundillo como Wetware y Jack Neural. Vamos a dejar a un lado la limitada visión que los señores de Talsorian tuvieron con el Conector de Interface, la memoria Wetware y los Zócalos para Chips para ver algo más amplio.

En primer lugar está el hecho de que muchos juegos de rol temática Cyberpunk unifican esos tres conceptos en algo que suelen llamar de formas tales como Media Socket o Ware Plug. Hay más nombres, pero en esencia todos vienen a representar lo mismo: La fusión del USB con SDIO y algunas cosillas más. Te colocas uno de estos zócalos o jacks y enchufas ahí de todo: Memoria, skips, navegadores, moddies, etc. Además, se pueden utilizar para comunicaciones, normalmente por cable.

Por otro lado, el Wetware no deja de ser una especulación sobre los primeros experimentos electrónicos utilizando componentes biológicos de finales de los 80, lo que a posteriori se ha ido llamando Bioelectrónica. Se han construido con éxito sistemas de almacenamiento y hasta procesadores de baja potencia con muchos fines, entre ellos la diagnosticación de enfermedades, ya que no se necesita una "interfaz" que convierta datos biológicos a electrónicos, es parte intrínseca del componente. Mezclando ambas cosas se obtiene un potente ciberimplante que se convierte literalmente en un interfaz universal biológico: Una especie USB que no necesitaría en teoría ningún circuito intermedio para realizar la conversión que mencionaba arriba. Las comunicaciones inalámbricas podrían ser "chips", (por llamarlos de alguna manera), enchufados a estos "Wetware Plugs".

Nota: Este artículo no pillará de sorpresa a prácticamente nadie metido en el mundillo este. Entre otras cosas, el original, algo más escueto que este, lo escribí hace tres años para otro blog. Su objetivo era relacionar una tecnología actual conocida por todos, (Secure Digital), con tecnología real  (EEPROMS y EPROMS), y experimental de los años 80, (Bioelectrónica). Y he decidido rescatarlo porque con mayor o peor suerte hay juegos y novelas Cyberpunk que han sabido aplicar bien estos conceptos, Talsorian de los peores, hay que decirlo, más teniendo en su época acceso a información sobre estas tecnologías que estaban empezando a hacer sus pinitos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada