1 nov. 2010

Rol Custom

Custom es una palabreja inglesa que se puede traducir entre otras cosas como personalizado o hecho a medida. Es también un tipo de moto, eternizado por las legendarias Harley-Davidson, que representa un estilo en el cual el propietario personaliza su moto como quiere hasta hacerla única. Este concepto ha sido exportado posteriormente a otras áreas, como los coches premium sin ir más lejos.

En mi experiencia rolera, he llegado a clasificar aparte una serie de juegos que son como esas motos custom: Son como un mecano. Tienes un montón de piezas, te montas con ellas lo que quieras: Pueden ser reglas, ambientación, objetos, personajes, escenarios... No se limitan únicamente a sistemas como pudiera parecer, las ambientaciones también se pueden perfilar a medida, inclusive con herramientas especiales para ello.

Un buen ejemplo podrían ser unos cuantos space operas y juegos de ci-fi que pululan por ahí. Traveller, Cacería de Bichos o Starblazer por ejemplo, tienen el sistema definido y luego un montón de extras para perfilar la ambientación al gusto. ¿Se les puede llamar genéricos? Yo diría más bien que están pensados para que uno se haga una ambientación de ci-fi como quiera, sin tener que descender hasta niveles más básicos donde hay que trabajar también con el sistema de reglas puro y duro, como GURPS y compañía.

Son como comprarse una Harley... Tienes tu juego, es perfectamente identificable para cualquiera, y sin embargo es probable que no haya dos ambientaciones iguales. Alguno me dirá: "Pero si eso lo hace todo el mundo con todos los juegos que toca". Bien, aparte de que hay gente vaga para cacharrear, (o desconocedora de la regla de oro o que no quiere conocerla), no es lo mismo.

El cogerte un juego estandarizado, cerrado en muchos aspectos, no es como coger un juego que te da la base y herramientas para darle forma. Es como si te compras un coche y le vas cambiando o añadiendo cosas. Si, al final está personalizado, pero el fabricante no te ha dado un coche con las facilidades apropiadas para hacerlo, (cueste lo que cueste). Y raras veces llegarás al mismo grado de profundidad que conseguirías de la otra forma.

Estos juegos de rol son una mina para mentes creativas. No siempre compensan, porque son laboriosos, quizá ya tengas un juego así y comprarte otro no te aporte nada nuevo. Posibles excepciones pueden venir dadas por la simplicidad o enfoque de uno de cara a otro, y por supuesto, la temática.

Hay juegos en los que se va más allá, convirtiendo el proceso de modelado en parte intrínseca de la diversión para todos los jugadores, no solo para el cerebrito que siempre está maquinando cosas. Es por ejemplo, el caso de Diaspora, un juego basado en FATE con unas pretensiones similares a Traveller, pero que aprovecha las peculiaridades del sistema para conseguir este efecto. Así además se hace menos dura la tarea de preparar el escenario de campaña, que a veces es fastidiosa, (no todo iba a ser siempre diversión aunque cueste creer).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada