30 dic. 2010

El Valle de la Silicona

En pleno año 2010 no me puedo creer que todavía haya quien crea que la palabra inglesa Silicon significa Silicona. Todo por una brillante idea de traducción que sabe dios a quien se le ocurrió, pero se cubrió de gloria... Hablamos de Silicio, Si, número atómico 14. Silicon Valley es el Valle del Silicio, no el de la silicona: Las empresas que están allí son casi todas fabricantes de componentes electrónicos, porque el silicio es parte fundamental de los mismos. Silicona es Sillicone, con 'll'.

Allá por la década de los 60-70, este material se puso de moda como el novamás de la alta tecnología, muy en la línea del grafeno actual. El silicio permitía fabricar componentes equivalentes a las funciones realizadas por los tubos de vacío, pero con un tamaño tremendamente pequeño: Las predicciones de aquella época hablaban de millones de estos pequeños componentes en pastillas del tamaño de una goma de borrar para dentro de 5-10 años, y acertaron de lleno. Con el silicio vino el transistor, (con el transistor las radios pudieron ser portátiles, de ahí el que se les llamase y se les siga llamando así), y con ello toda la electrónica e informática moderna.

No es de extrañar que para los escritores de ci-fi de la época, e incluso de los 80 con el boom de la informática, el silicio tuviese una connotación casi mística... Mientras que aquí los traductores se ve que tenían diccionarios de baratillo: No es cuestión de jerga, puede que si de confusión pero en tal caso menudos "expertos", y hay traducciones técnicas más complejas donde no se metió la pata.

En cualquier caso tiempo ha habido de rectificar, pero hay quien todavía no se ha dado por enterado...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada