25 may. 2011

Entendiendo la Singularidad

Este mediodía he tenido un deja'vu al leer la última tira de xkcd: Extended Mind. Ayer mismo me paraba a pensar en las facilidades que se tienen hoy en día para asimilar la formación de cara a afrontar un nuevo trabajo, donde las explicaciones no siempre son las más acertadas porque el nivel de conocimientos de cada uno es distinto. Entre esas facilidades figuraba la posibilidad de tener un teléfono capaz de conectarse a Internet en cualquier sitio para hacer una consulta puntual de algo que no entiendes o no sabes lo que es: Normalmente un acrónimo, una definición, etc.

Uno de los puntos de la Singularidad Tecnológica es precisamente, el tener acceso inmediato a la información, de manera que siempre estamos "menos perdidos" a la hora de afrontar algo nuevo. Desde luego que eso en si mismo, no te hace más inteligente: Pero alguien con cierto nivel de inteligencia podrá utilizar esa información para pensar y lograr resultados mejores que si no la tuviese. Este nivel irá acorde a los datos que se vayan a manejar: De nada te sirve pararte a buscar información sobre electrónica por ejemplo si nada sabes del tema. Pero de mucho te sirve si puedes ponerte al día en el momento en el que surge una situación donde te faltan cosas para entenderla del todo.

Aun nos queda mucho, pero eso que comentaba del teléfono es un pequeño pasito. Posiblemente sea más acertado hablar de los comienzos de Internet o a lo sumo de volver la vista diez años atrás para fijar el origen de esta posibilidad, pero seamos razonables: Hasta hace muy poco, no era viable tener conexión siempre que la necesitabas, solo en determinados lugares e incluso determinados momentos. Hoy en día si que se puede. Eso si, habrá que ver lo que dura, porque las operadoras ya se están empezando a cargar la tarifa plana de telefonía móvil, y del e-G8 y las burradas que están diciendo mejor ni hablo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada