6 oct. 2011

Homefront


Año 2025. Los Estados Unidos estan inmersos en una depresion económica que la ha catapultado al estado de pais casi tercermundista. Un pais debilitado que ve como uno de sus mayores enemigos internacionales, Corea del Norte, crece anexionandose Corea del Sur, invade Japón y por el camino se anexiona algun pais mas para pasar a formar la Gran Republica de Corea. EEUU no puede evitarlo. Es invadida por la nueva Corea y todo el proceso del inicio de la invasión lo vemos reflejado en el protagonista Ben Walker, un periodista de tercera que intentando sobrevivir como puede acaba convirtiendose en la Voz de la Libertad, el locutor de radio que emite de manera clandestina su mensaje patiotrico y defensor ante el invasor Coreano.

Pero antes, antecedentes.

Recuerdo un dia, siendo muy chico, cuando vi un trailer en la tele de una película que prometía ser bastante chula; de esas con mucha acción y gente normal que, obligada por las circunstancias se veían a bocados a convertirse en héroes y mártires en pos de defender su hogar, su familia, su tierra y su tarta de manzana. Poco sabia yo en esos días de cine y películas en general. Solo veía a los buenos pegando tiros y a los malos muriendo como lemmings, siendo normalmente ellos más y los buenos un puñado. Nada sabia de la historia del director de esa película, conocido mas por sus guiones ("Anda.. alegrame el dia") y de su particular visión política de la vida que se suele meter en su cine a veces de manera criptica, como en Conan, el Barabro, u otras de forma mas evidente, como la pelicula que estoy mentando.

Amanecer Rojo. Esta es la caratula de mi DVD.
Amanecer Rojo
Independientemente de la inclinación política o la ideología que pueda apestar en el ambiente, la temática me cautivo. Un país prácticamente invencible y que siempre se ha vendido como el mas fuerte del mundo es invadido por un atajo de bebedores de Vodka rusos comunistas y unos fumadores de habanos cubanos. Me pareció un planteamiento imposible y a la vez atractivo. Ver a unos niños como Patrick Swayze (o como se escriba) junto con el Charlie Sheen y alguna mujer más (que por los pelos que llevaban y al ser los ochenta, no descarto que todos lo fueran) combatiendo contra Spetnatz y cubanos me despertaba en mi ese americanito que todos llevamos dentro, y que de vez en cuando desea salir para gritar "libertad!!" contra la injusticia (cualquiera vale, hasta las reiteradas subidas del tabaco valen). Y demostrar al mundo que hasta el más tonto del instituto puede contra los más veteranos combatientes si su causa es justa, única y verdadera. Y con Dios a nuestro lado, claro.
Es una pena que esta película fuera tildada en su momento de algo que no es y que el pobre de John Millius, auto declarado anarquista de derechas, tardara cinco años en volver a dirigir.

El tema de la lucha contra la injusticia y contra el opresor invasor se remarca muy fervientemente en la cultura americana. Creo que lo más cercano que tienen ellos en la historia de su pais es el Álamo; eso de que unos pocos murieran contra unos muchos por salvar miles de vidas les pone cachondos. Es una idea muy romántica y épica a la vez. Sacrificar algo propio por el bien de muchos. No está mal como tema para algún que otro juego. Y por eso llegó uno de ellos:

Freedom Fighters
Videojuego desarrollado por IO Interactive y publicado por EA Games en el 2003. La historia del juego tiene como eje la invasión de EEUU por parte de los rusos. Todo englobado en una Ucronia que tiene como inicio la desintegración de la ciudad de Berlín por parte de los rusos al final de la 2ª Guerra Mundial, lo que provoca que la Rusia sovieta-comunista salga como el país más poderoso del conflicto y en su escala por la dominación mundial tuviera que verse en la obligación de invadir los USA... por que si, porque ahí estaban y había que hacerlo, que para eso son rojos y malos, los rusos, digo. El juego cuenta con una espectacular banda sonora a cargo de Jesper Kyd (no perdáis de vista a este compositor.. es de lo mejorcito) y una historia repleta de tópicos, convencionalismos y una escalada por parte del héroe de la historia, que pasa de fontanero a Líder revolucionario en un plis plas. El juego es entretenido a pesar de sus misiones repetitivas y el tufillo patriótico americano constante (los daneses saben bien a quien iban a vender el juego). Lo bueno, como digo, es la música. Y mención aparte a la visualización de los combates con un punto de vista tan cinematográfico que en su día no gustó nada y ahora se prodiga bastante (como podéis ver en "Gears of War" o el recién salido "SpaceMarine").

Esta claro que la fórmula cinematográfica funciona muy bien. Eso supieron ver los de IO Interactive en su día. Pero, mas cercanos a nuestros días, y con mejor tecnología y, aún mejor, mas conocimiento del medio narrativo audiovisual que pocos en la industria del juego, llegó otro juego que marcó historia:

Call of Duty: Modern Warfare 2
Hablar de este juego a estas alturas no es ninguna novedad. Es una película-interactiva con un guión que no hubiera funcionado en las grandes pantallas, a menos que la hubiese dirigido John Woo y le dieran dos mil palomas y permiso ante notario para rodar el 70% de la película en cámara lenta. Pero convertir al jugador en los tres protas de la peli y hacerle sentir desde dentro la emoción de las películas de acción es todo un acierto. De este juego hay que destacar el apartado de la invasión rusa a los estados unidos en capitulo 6. Titulado ¡Wolverines! en clara alusión/homenaje a la película "Amanecer Rojo", pues ese era el nombre que los jóvenes protagonistas se pusieron para luchar contra los rusos. La verdad es que es un gustazo poder ver como los rusos, que esta vez invaden los USA a modo de represalia bestia, como descienden en paracas por barrios residenciales pijos. O sentir como caen los aviones y helicópteros sobre Washington DC debido a un IEM magistralmente retratado desde el punto de vista de un astronauta es de lo mas inmersivo que he visto en esto del mundo de los videojuegos.

Y después de esta mini muestra temática sobre las invasiones a los USA, toca hablar de Homefront.


Desarrollado por Kaos Studios, sita en New York y cuyo anterior y único trabajo fue Frontlines: Fuel of War, Homefront no es un juego que vaya a pasar a la historia por ser original o romper moldes en el mundillo de los Shooters en primera persona (o para decirlo mas cool, FPS, First Person Shooter). La verdad es que es una mierda como juego, todo hay que decirlo y lo único que me ha convencido de él es el ambiente. No hay mas que ver el video de presentacion que se curraron para meterte de lleno en el mundo que han creado, a través de un montaje realizado con noticias reales y llevandolas a un límite ficticio, añadiendo datos y noticias inventadas, que crea una ucronía bastante plausible.

 La justificación final de la invasión es meramente económica; Los USA estan en crisis y se han convertido en cuestion de casi dos décadas en un pais tercermundista y los Coreanos, mas listos que los skavens, les invaden para tomar sus recursos minerales (¿?... que igual los tienen.. yo que sé), que son una nación en alza por todo Asia y necesitan abastecerse de materia prima.El juego refleja bastante bien ese ambiente tercermundista, lleno de refugiados trabajando para el invasor, barriadas antaño de gente adinerada convertidas en ghettos, una opresión militar asfixiante y una resistencia que, amparada en la excusa de que luchan por su libertad, son igual de crueles, violentos e insensibles que el enemigo.

Aunque el juego, ya he dicho, no es gran cosa, lo que si me ha sorprendido gratamente es la novela que han sacado al rebufo del juego. Ultimamente se ha puesto de moda esto de sacar novelas sobre videojuegos.. bueno, ya se hacia antes. Ahora, lo que se ha puesto de moda es sacarlos en formatos mas grandes y más caros, por que eso de decir que esta "inspirado en un videojuego" ya no es tan motivo de ridiculo ni avergonzante como antes. Y es que esto de que la industria del videojuego mueva mas pasta que el cine y la música, da hasta para hacer cambiar de concepto sobre un tema; "Hey, que esto ahora da millones... ya no es cosa de niños..".

La novela esta coescrita por John Millius y Raymond Benson. A este último lo conocerán en su casa, pero al primero ya veis que tiene cierta experiencia en esto de reflejar invasiones a los USA. Sin ser un tema obsesivo en su carrera, si que parece ser algo recurrente, por lo menos ahora. La historia la he resumido en la pequeña sipnosis que inicia este ladrillo de post, pero si recomiendo la novela no es precisamente por sus calidades narrativas o por construir unos personajes la mar de profundos y de complejas relaciones filiosociales. La recomiendo por que, aunque ciencia ficción, se han currado una historia futura distópica muy bien detallada y documentada. Creíble en algunos aspectos y que es una gozada leer y ver como afectan todos los cambios a la sociedad en la que vive el protagonista. Personalmente, me ha gustado ver el proceso de cambio de una sociedad en crisis económica a una sociedad típica de ambientes postapocalipticos. Sobre todo en el viaje, usando los clásicos estadios de Campbell, tanto físico como psicológico del protagonista.

Y ya está. He hablado de un tema que siempre me ha gustado mucho; invadir los USA. Y de los pocos referentes que conozco sobre ello. Seguro que hay mas por ahí... Como en el videojuego World Conflict o uno de los de Comand and Conquers, pero como no los he jugado ni catado, no puedo opinar de ellos. Eso si. El tema da para muchas campañas roleras, sobre todo si a uno lo invitan a ser el "invasor" en vez de el "invadido"... ¿Hay algún juego sobre el tema?

2 comentarios:

  1. Joer, qué recuerdos de Amanecer Rojo. A mí también me sedujo cuando era un chavalín, pero no sólo por lo de que eran un puñado contra muchos, sino por el aire de tristeza que se respiraba en toda la película: eran unos chavales a los que les habían robado su niñez y no sabían muy bien qué hacer, salvo seguir luchando por pura rabia y desesperación.

    Eso sí, se cargaban pelotones de Spetsnaz... pero es que tenían +5 por angustia existencial :-P

    ¡Un saludete!

    ResponderEliminar
  2. Aunque con bastante retraso, te contesto:
    Juegos de rol (antiguos) con esta premisa yo conozco dos, "Freedom Fighters" y "Price of Freedom".
    Más info de ambos y sus suplementos en http://www.waynesbooks.com/MilitaryRoleplayingStockpile.html


    Y luego está el Twilight:2000, por supuesto ;-)

    ResponderEliminar