20 ene. 2012

w.w.w.w.

Hoy por tercera vez me veo obligado a abandonar la temática del blog (o quizá no tanto), para abordar un tema espinoso. Primero fue la Ley Sinde, hace dos días el Blackout contra la SOPA y ayer cerraron la página de filesharing Megaupload. La noticia aparente es que el FBI habría detenido en varios países a empleados acusados de blanquear dinero, de conspirar y de violar sistemáticamente el copyright. La noticia real es que Megaupload está cerrada y con ello, innacesisbles los archivos personales de millones de usuarios.

Alguien va a tener que responder por la desconfianza que se ha generado en pocos minutos sobre los sistemas de filesharing y más aun: La famosa nube que tanto han publicitado como el boom tecnológico del 2012 empresas como Nokia, Apple, Google, Microsoft... Compras un portátil, y te dan 2 Gb de almacenamiento gratis en la nube. ¿Que debe estar pensando ahora mismo la competencia? ¿Que a lo mejor pierden miles de usuarios que ya no confían en estos sistemas de almacenamiento? ¿Quien se va a hacer cargo del tremendo daño que le han hecho a este modelo de negocio, a esta tecnología? ¿El FBI?

La confidencialidad de los archivos almacenados se acaba de ir por el sumidero. Proyectos privados, estudios, archivos compartidos entre empleados... ¿Quien garantiza que esta información, global, en todo el mundo, no se va a tocar? ¿Como si no van a saber lo que tiene copyright? Pero ojo: Porque un proyecto empresarial también lo tiene, y seguramente se centren en lo que las discográficas y demás tienen ahí, al resto que le den. Tampoco se explica como es posible que una agencia federal tenga poder para cerrar una página internacional y encerrar a sus empleados, repartidos por todo el mundo... Es que visto así, la SOPA acaba de quedar en ridículo, sin sentido.

La reacción ha sido brutal. Megaupload trending topic en twitter en pocos minutos, en Google+ anoche no se hablaba de otra cosa, y supongo que Facebook andaría por el mismo camino. Periódicos digitales se hacían eco de la noticia a una velocidad alarmante, y la respuesta de Annonymous no se hacía esperar. Aun hoy, sigue la protesta, porque señores, nos sentimos estafados. Queremos recuperar nuestra información, queremos indemnizaciones por lo sucedido.

"Algo" pasó ayer en Internet. Si querían arreglar el problema de la piratería... Se acaban de caer con todo el equipo.

PD: Si, esto recuerda mucho a la Operación Sundevil, una cagada de proporciones épicas, pero solo fue a nivel nacional. Cuando aquello, se fundó la Electronic Frontier Foundation, me pregunto que saldrá ahora de esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada