5 feb. 2012

El juego de Ender

El juego de Ender es una novela de Orson Scott Card, la primera de una saga conocida como Saga de Ender. Fue Premio Nébula en 1985, Premio Hugo en 1986 y Premio Ignotus en 1994. La primera vez que la leí fue de prestado, hasta que hace un par de años me la compré en edición de bolsillo para volverla a leer y sumarla a la colección, ya que es una de esas historias que hacen mella, lo mismo que su continuación, La voz de los muertos que también ganó varios premios. La saga ha ido creciendo hasta tener 11 novelas, la última publicada en 2008; y con una 12ª en preparación. Aunque todo hay que decirlo, ninguna ha llegado a tener el tirón de las dos primeras.

En el universo de El juego de Ender corre el año 2070 y la humanidad está en guerra contra una especie alienígena conocida como Insectores, los cuales han intentado ya, sin éxito por ahora, dos grandes invasiones del sistema solar. Durante este periodo, la humanidad forma una alianza mundial para combatirlos y desarrolla la tecnología de viajes y comunicación interestelar mediante la creación del Ansible. La Flota Internacional es constituida como fuerza armada para combatir a los insectores, entrenando a nuevos reclutas en la Escuela de Batalla, donde desde muy temprana edad, los niños más inteligentes y más capaces aprenden a hacer la guerra a los Insectores. Andrew "Ender" Wiggin es uno de esos reclutas, un niño prodigio con una peculiar personalidad y manera de hacer las cosas.


Ender es el protagonista de la historia, y está soberbiamente descrito en todos sus aspectos, siendo parte fundamental de la novela la manera en que afronta la vida. Pero no es el único, y existen otros personajes que aunque menos desarrollados, igualmente tienen detalles importantes que los hacen memorables, como sus hermanos Locke y Valentine, o su compañeros Petra, Alai o Bean: Este último llevó al autor a escribir una novela paralela a El juego de Ender titulada La sombra de Ender, que desencadenó otra saga conocida como la Saga de Bean. Realmente me atrevería a decir que todos los personajes de la novela están sumamente bien desarrollados, y que es una de las cosas que la hace tan grande.

Con esta novela me pasó lo mismo que leyendo las novelas de Isaac Asimov: La facilidad asombrosa que tienen ambos para describir las cosas y meterte en esas sociedades futuras como si las tuvieses delante de tus ojos. Además, la historia de la novela es soberbia y llena de sorpresas.

Personalmente la recomiendo como una de esas must have... Ya digo que a mi me la prestaron y acabé haciéndome con ella al cabo del tiempo. La segunda novela también la recomiendo, continuando los acontecimientos de la primera... 3000 años después. Y explicando de forma totalmente convincente el por que de tanto tiempo y como es posible que Ender siga vivo... El resto de novelas no voy a decir que sean malas, pero en la tercera la calidad de la que hacían gala las dos anteriores empezó a flojear, la cuarta no la llegué a terminar precisamente por ello.

PD: Parece que hay una adaptación al cine de ella... Como siempre pasa con estas cosas, nos prepararemos para lo peor y esperaremos lo mejor.

2 comentarios:

  1. Gran novela, sin duda, aunque difiero contigo en lo que respecta a la segunda, que no me gustó.

    Creo que has escrito un cero de más en el tiempo que pasa entre la primera y la segunda. No lo recuerdo con detalle, pero diría que han pasado siglos, no milenios.

    Selenio.

    ResponderEliminar
  2. En la wikipedia pone que son 3.000 años, aunque no puedo confirmarlo porque hace tiempo que me leí la novela y ya no se cuanto tiempo fue. Si recuerdo que mucho, que habían levantado el límite de descendencia y que los humanos se habían expandido por el espacio, pero la cifra exacta no la se. A ver si lo miro y lo confirmo.

    ResponderEliminar