19 feb. 2012

La perfección y la máquina

Llevo dedicándome toda la vida al mantenimiento, en suma podría decir que de equipos cuya función es automatizar procesos y toda clase de tareas. Y siempre acabo teniendo la misma discusión con gente a la que no se le escapa que hoy en día la electrónica e informática lo inundan todo, pero que no "está ahí" para ver como funciona... y como se rompe: La pregunta que todos se hacen es la de que, como es posible que alcanzando tales cotas de sofisticación, las cosas sigan siendo imperfectas, imprecisas y sobretodo, que se sigan cometiendo fallos, a veces fatales.


Cuando me pongo a hablar sobre el tema, es inevitable que acudan a mi mente muchos de los iconos de la ciencia-ficción emparentados con el mundo de los robots y las máquinas: Asimov, Ovejas Eléctricas, Cylons, Skynet... La evolución de las "máquinas pensantes" se ha abordado desde muchos puntos de vista, quizá la de Asimov haya sido la más realista, no solo por crear las 3 leyes de la robótica, sino porque en sus historias, los robots no son seres perfectos, ni con pretensiones de serlo como se explota en otras obras.

A nosotros aun nos falta tiempo para tener máquinas pensantes de verdad. Sin embargo, el material con el que se trabaja en industria hoy en día, tampoco se puede decir que utilice máquinas tontas. La programación secuencial, los procesos de regulación o la intercomunicación entre equipos distintos que forman parte de un todo; permite que los dispositivos de control (aka PLC o Programable Logic Controller), puedan evaluar la situación y reaccionar en consecuencia. Lo que todavía no pueden hacer es desarrollar nuevas líneas de programa... Tiempo al tiempo.

Voy a partir de la base de que la perfección no existe. Pero entiendo el planteamiento de la gente que me pregunta: Se supone que la intención de estos dispositivos cubre entre otras cosas, que la intervención de los seres humanos en el proceso sea mínima... Y siempre se enfrentan a "averías" y mal funcionamiento. ¿Por que?

Porque las máquinas de que disponemos no son capaces de tener ten cuenta las infinitas variables que se pueden presentar en un momento dado, solo las que su creador, que es un ser humano, ha tenido en cuenta o ha podido asimilar. La teoría plantea un marco perfecto de condiciones ideales, en el papel todo funciona perfectamente. En la práctica, unos ratones que nadie ha imaginado que estuviesen allí se pueden comer los cables, dar malos contactos y falsear señales que hagan que un conjunto de procesos mayor falle, porque no está "viendo" las cosas como realmente son.


El ser humano tiene una capacidad de improvisación que le permite ver mucho más allá de lo que una máquina ve. Pero me gustaría ver el día en que se cree una máquina que sea capaz de diseñar y reparar a otras máquinas. ¿Va a ser capaz de tener en cuenta esas infinitas variables? Mucho me temo que no: Hará mejor su trabajo cuanta mayor sea la base de conocimiento, (equivalente a nuestra educación), y cuanto más aprenda a medida que trabaja, (equivalente a nuestra experiencia). Por lo que al final, podemos tener una máquina capaz de pensar más rápido y más cosas a la vez que nosotros, puede que llegue a encontrar el problema en menos tiempo... Pero realmente, tendrá las mismas limitaciones intuitivas que el ser humano.

Así pues, ¿alguien se plantea conseguir la perfección a través de las máquinas? No. La industria actual persigue hacer más dinero haciendo las cosas más rápido mediante su usos. Son plenamente conscientes de que necesitan mantenimiento, y de que cada día se hacen de forma que faciliten lo máximo posible ese mantenimiento para hacerlo más corto y barato.

Es un planteamiento interesante de llevar a un entorno de ciencia-ficción donde existan inteligencias artificiales y robots antropomorfos.... Porque si las máquinas han sido creadas por el hombre, hará falta algo más que una excusa barata de "superioridad" para elevarlas al nivel de dioses malévolos.

1 comentario:

  1. Creo que la visión más interesante de lo que puede llegar a ser (y por lo que puede llegar a interesarse) una máquina pensante es la de las IAs de la serie de la Cultura de Ian Banks. No sé si habrás leído alguno de sus libros, pero me parecen buenísimos. "El jugador" y sobre todo "El uso de las armas" son magníficas novelas, pero para entender el modo de ser de las IAs, la mejor novela es "La excesión". Por lo menos de las que me he leído hasta el momento ;).

    ResponderEliminar