1 mar. 2012

Móviles, Gadgets y Futuro

Hoy se termina el Mobile World Congress, una feria dedicada en sus orígenes a la telefonía móvil que se ha expandido hasta abarcar el concepto mismo de la movilidad electrónica. Las comunicaciones inalámbricas y la reducción de costes han permitido llegar hasta donde estamos ahora. Pensando en como ha sido el anterior 2011, lo que se ha presentado en el MWC de 2012, mi experiencia personal e ideas sacadas de otros lugares, me he hecho algunas preguntas. ¿Que nos depara el futuro? En este blog se habla mucho de ciencia-ficción, pero pocas veces me paro a analizar lo verdaderamente cercano a nosotros. Considerando lo mucho que escribo sobre temática y tecnología cyberpunk, me he atrevido a hacer un pequeño análisis.

Lo primero de todo, creo que deberíamos de dejar de llamar "teléfono móvil" e incluso Smartphone a unos dispositivos que hace ya unos cuantos años que se convirtieron en "ordenadores de bolsillo", y aunque el término PocketPC no sea el más adecuado, es más cercano para describir lo que llevamos encima que limitarlo a una máquina para hablar en cualquier parte. El teléfono de uno de estos dispositivos es un programa más y como tal, se puede cambiar e incluso se puede quitar. Hace poco, mirando portátiles para sustituir a mi viejísimo HP, me encontré con que algunos fabricantes te daban la opción de adquirirlos con una tarjeta de comunicaciones que además de Wi-Fi y Bluetooth, permitía insertar una SIM: Después descubrí programas de telefonía para Windows y Linux. Ojo, no para hacer VoIP sino para hablar como si de un teléfono normal se tratase. Nos podemos hacer a la idea por tanto de lo difusa que puede llegar a ser la diferencia entre teléfono y ordenador, incluso entre teléfono y reproductor multimedia, o teléfono y navegador GPS, etc.

Las tablets son otro invento curioso. El Ipad fue descrito humorísticamente como un Iphone puesto debajo de una lupa. Y mirándolo friamente en muchos aspectos tienen razón, especialmente si lo aplicamos a tablets con Android. La tecnología actual permite incluir el mismo hardware en un móvil de 4" que en un tablet de 10". Es lo que pasa por ejemplo con el Motorola Atrix 4G y la tablet Motorola Xoom, cuyas tres principales diferencias son el tamaño de la pantalla (y resolución aunque son bastante similares), la duración de la batería, y los 16 Gb de memoria flash del primero frente a los 32 Gb del segundo, (lo cual responde más a un abaratamiento de costes que a una limitación tecnológica en si misma). El resto es idéntico. Casualidad que un servidor tiene ambos dispositivos, y hasta hace unos meses me daba cuenta de que la razón de usar uno u otro pasaba por aprovechar las 10" para cosas que no se podían hacer con 4". Realmente cuando coges un tablet de 10" o similar, lo que tienes en la mano es algo parecido a un cuaderno o atril, y si lo cruzamos con programas como el One Laptop Per Child (OLPC), que quiere poner en manos de niños de todo el mundo ordenadores por menos de 100 dolares funcionando con energías renovables y reemplazando los libros de texto y los cuadernos, es cuando te das cuenta de que un tablet es mucho más que un ordenador sin teclado o un móvil de pantalla grande.

Pero como siempre, lo que versatiliza cualquier ordenador es el software y en este sentido aunque Apple llevase algo de ventaja respecto de Android, no ha sido hasta hace relativamente poco tiempo que ambos segmentos empezaron a tener aplicaciones que se salían de esos clichés. Samsung fue pionera al presentar el Galaxy Note, que es como emplear una libreta. No en vano, desde hace algún tiempo llevo viendo este aparato en manos de algunos ingenieros y comerciales, sacándole un provecho superior a tener que ir colgados de un teléfono o un tablet de 7" o 10" para tomar notas. Eso que a muchos a veces nos parece un teléfono fuera de tono por su tamaño, resulta que ha ido a aunar dos mundos que ya eran difíciles de separar.

Lapdock para Motorola Atrix 4G

Volviendo al año pasado, Motorola ya experimentó con una hibridación similar presentando el Lapdock: Este accesorio para el Motorola Atrix 4G (su teléfono más potente hasta que salió el RAZR) consistía en un pequeño portátil de 10" tonto, con un zócalo para insertar el teléfono que gracias a su puerto USB y HDMI, interactuaba haciendo de CPU y dándonos un portátil totalmente funcional añadiendo duración de batería, puertos USB, etc. La mayor limitación de este invento fue el software, y es que Honeycomb no estaba preparado para aprovechar semejante tecnología al 100%. Pero por lo pronto, planteaba una idea muy jugosa de cara al que busca movilidad: Usas el móvil para el día a día y cuando vuelves a la "oficina" (tu coche por ejemplo), lo enchufas al Lapdock y aprovechas la ventaja del portátil con su teclado y mayor pantalla para sincronizar los datos, usar el correo electrónico, redactar informes usando la información recabada, etc.

Este invento no tuvo mucha repercusión, en parte debido a que Motorola en aquel momento no se había metido en otros mercados fuera del americano como debiera. Este año parece que las cosas son distintas, aunque lo realmente importante es que otra marca parece haber "captado el mensaje" del Lapdock tanto como el del Galaxy Note, y ha sacado un híbrido entre tableta y móvil: Asus, con su Padphone (y el año pasado fue también pionera con el Transformer). Personalmente creo que no sale rentable crear teléfono y tableta cuando ambos tienen el mismo hardware, pudiendo recurrir a un invento como el Lapdock o el Padphone para adaptar la interfaz de manejo a nuestras necesidades según el momento. Porque la CPU en si misma, se puede encapsular en 4 o 5 pulgadas como se ha demostrado. Y más este año que vamos a ver monstruos de 4 núcleos, con una potencia que por cierto, queda muy por encima de la capacidad del software para aprovecharse. Tema pendiente a solucionar.

PadPhone de Asus

Yo apostaría por estos híbridos. Un móvil de pantalla grande me da muchas de las funciones del tablet, y sin embargo las 10" no tienen rival a la hora de leer un PDF a página completa, (estoy rentabilizando mucho las compras en e23 gracias a esto), de ver una película sin dejarte los ojos, de coger apuntes en el trabajo, visualizar planos de CAD de forma fluida y con el dedo, o simplemente navegar por la web. Para el fabricante es más barato, pero para mi también y eso significa ventas más fáciles.

En fechas cercanas a nuestro querido 2020 es posible que esta sea la línea a seguir en aras de lograr la movilidad absoluta. Muy interesantes son también otros gadgets más experimentales como microproyectores que via bluetooth conectan con estos dispositivos, y nos muestran los datos frente a los ojos en una pantalla de vidrio flexible, tan fina que es apenas imperceptible. Los comandos por voz son una realidad, y ya se están empezando a probar las órdenes subvocales. Cuando leía en Transhuman Space que en el 2100 la gente utilizaría más ordenadores portados en el cinturón o el bolsillo controlados mediante voz y con interfaces de realidad aumentada, no me pensé que en pleno 2012 pudiésemos estar hablando de ello como algo muy cercano a la realidad.


PD: Para que os hagáis una idea de la potencia de estos aparatos... Juibilé mi portátil HP de 2005 aparte de por los problemas con la batería, calentones y la wi-fi, porque era muy triste que mi teléfono móvil fuese mucho más potente. Tareas como convertir un PDF a epub eran cosa de unos segundos en el móvil y de dos o tres minutos en el portátil, eso si no se colgaba. Y que os voy a decir a los que habéis pasado por ingeniería, de usar una HP-48 en cualquier teléfono Android de hoy en día a hacerlo en la calculadora original. Si tuviese que volver a estudiar... Creo que grabaría las clases enteras con el móvil, incluso en video. Aunque pensándolo bien, ya lo he hecho con los cursillos del trabajo.

3 comentarios:

  1. La verdad es que estuve años buscando un dispositivo que, cupiéndome en el bolsillo, pudiese leer y escribir textos simples con comodidad, ejecutar tareas multimedia, leer y enviar e-mails, consultar internet y tener acceso a determinados tipos de documentos como hojas de cálculo y PDFs. Creo que hace 3 años lo conseguí con Blackberry... ahora el siguiente paso es convertir mi actual móvil en mi ordenador principal, siendo el resto de máquinas terminales "secundarios" con pantalla grande y muchos Gigas de almacenamiento.

    ResponderEliminar
  2. Definitivamente el Newton fue un dispositivo demasiado adelantado a su tiempo...

    http://es.wikipedia.org/wiki/Apple_Newton

    ResponderEliminar
  3. Demasiado adelantado, lo mismo que el Simon. La idea era buena, pero faltaban medios. Igual que los tablets, la primera vez que usé uno fue en el 2004 y estaba fabricado por Siemens. Pesaba y abultaba un huevo, pero era más cómodo que "arrastrar" un portátil por toda la fábrica. Aunque por aquel entonces ya se le veía potencial. Y unos años después... suerte que Apple se animó a hacer algo más comercial con el Ipad.

    ResponderEliminar