22 abr. 2012

Cyberpunk 2020 Mohave Desert Blues

Ayer volvimos a tener sesión de Cyberpunk 2020, continuando con la saga que tenemos entre manos desde hace ya un tiempo y empezando a cerrar ya filas. Como he explicado en anteriores entradas, se trata de un universo que mezcla ambientación puramente cyberpunk con elementos conspiratorios y un toque a lo Portal y Half-Life. La partida empezó justo donde se quedó la anterior con la intención de terminar sobre las ocho de la tarde. Pero las cosas se pusieron demasiado interesantes, y viendo que no podríamos retomarla hasta dentro de un par de semanas por lo menos, decidimos seguir hasta las doce y media de la noche. En total 12 horas de partida... ¡Y que partida! De no ser por el cansancio que teníamos ya la cosa podría haber seguido bastante más tiempo. Pero mejor así... Que hoy me he levantado con "resaca" y mucho trabajo por delante. Aunque ha merecido la pena, como siempre.

La historia empezaba justo donde terminó la vez anterior: Rodeados por una horda de gente hambrienta dispuesta a dar caza a los personajes para comérselos. Tomaron prestado el mismo pickup que previamente habían usado para abrir camino aplastando zombies rednecks y se hicieron a la carretera con la idea de parar en una gasolinera para hacerse con otro vehículo. Como no, en medio del desierto y en una carretera tipo ruta 66 no podía ser otra que una gasolinera de camioneros sureños con bonitas máquinas cromadas y personalizadas que les hicieron decantarse por uno de ellos para proseguir su camino. Nuestro querido Merryll azuza a uno de los camioneros, gigantón de sobrepeso evidente, sombrero y botas de vaquero, revólver del .44 a la cintura: Entra en el bar más o menos igual que cuando el T-800 hizo su aparición estelar en T2 y le dice que le están robando el camión. El tío sale enloquecido pegando tiros, y a los primeros que ve junto a su máquina son a Amanda y Lui discutiendo como entrar disimuladamente en la cabina para desactivar la alarma.

En el posterior tiroteo, aparte de un par de camioneros muertos y un montón de gente acojonada, tuvieron que salir volando cuando seis "Pursuit" de la Policía High-Way se cruzaron taponando los accesos a la gasolinera, con sus escopetas y gafas de sol en mano. Tras una maniobra propia de especialistas de Hollywood, sueltan el remolque del camión contra dos de los coches y luego salen con la tractora por la autopista, perseguidos por los cuatro coches que aun quedaban enteros. Los atraen hacia un pueblecito en el desierto donde con una serie de jugadas y maniobras arriesgadas, logran poner en jaque a los polis y quitarles los coches. Pero apenas habían empezado a celebrarlo cuando del camión voló por los aires de un misilazo propinado por un dron del ejército: Sin darse cuenta, se habían acercado demasiado al bloqueo militar que tiene asediado Los Angeles desde hace cinco días.


Sin poder pasar, son más que atacados, hostigados por drones y helicópteros para dirigirse hacia la frontera mexicana. De pronto, en una comunicación por radio se presenta el Don de la familia Burnelli para contactar con Lui y ofrecerle el indulto si accedía a revelar cierta información y regresar a Los Angeles. Lui accede y el Don mueve ficha para quitarles de encima al ejército. Un par de horas después llegan a un rancho abandonado en medio de un campo seco y polvoriento, al que llegan un par de furgonetas con agentes del Don y mercenarios de poca monta. Lui se va con ellos mientras que Amanda y Merryll ponen rumbo a Sierra Madre para reunirse con el clan de este último, incapaces de hacer llegar a El Salvador los dos refugiados que llevan consigo.

Allí se encuentran una amplia zona de acambada donde unos cuantos clanes se han aliado para proteger conjuntamente el territorio y colaborar para sobrevivir. Son acogidos por los Hell Kities, al principio sin problemas. Lucas, el patriarca, les cuenta como temen que el asedio haya sido una maniobra para matar de hambre a los Nómadas Libres que se oponen a venderse a las corporaciones. Amanda consigue contactar con el jefe de Aperture, el profesor Malbow, y le pide ayuda para tratar de enviar a El Salvador los refugiados para conseguir la información que estos le habían prometido respecto de la lista de agentes que Malbow quería que investigasen.


A la mañana siguiente tres helicópteros del ejército americano aterrizan en medio del campamento Hell Kitie, para desconcierto del clan y allegados. Se monta un buen revuelo cuando otros clanes poco menos les tildan de traidores. Vienen a llevarse a los refugiados por orden de Malbow. Amanda se va con ellos mientras Merryll se queda con los nómadas para dar explicaciones. Y de hecho les cuenta la verdad, descubriendo en el proceso que los jefes del clan Palos, un clan aliado pero algo controvertido, han sido poseidos por Apogios.


Lui descubre también que la familia Burnelli ha sido poseída del todo por estos seres y que ya no puede confiar en ellos. Se mete directo en la boca del lobo para conseguir toda la información que puede y descubre que están contra las cuerdas atacados por la familia Fratelli, la cual según el Don, se habría aliado con Aperture Science para destruirlos. El Don pide a Lui que consiga toda la ayuda posible para hacer frente a los Fratelli y le da una lista negra de cuatro individuos a matar. Amanda por su parte, consigue la información concerniente a la lista de Malbow, y se encuentra que de los 7 agentes desaparecidos o muertos, hay uno que aparece también en la lista que ha recibido Lui, con lo que empiezan a quedarles las cosas más claras: Parece que en la familia Fratelli hay agentes infiltrados de Aperture Science, aliados suyos que deben proteger y quitar de enmedio a la familia Burnelli que son el enemigo.


Los últimos compases de esta partida han girado en torno a la búsqueda de aliados para dar un "golpe final" que parece acercarse, aunque aun es ambiguo. Amanda además se ha encontrado con que Luv, un amigo desaparecido que trabajaba para el ejército, se ha convertido en un FlatLine, el cual le ha entregado un mensaje: Si el bloqueo de la Red sobre Los Angeles cae, todo se habrá perdido y los Apogios habrán ganado. Es entonces cuando las comunicaciones empiezan a fallar en el resto de los Estados Unidos y las cosas empiezan a ponerse realmente delicadas...

Visto así es lioso. En la partida escribieron a varias columnas las versiones de cada bando y las cruzaron creando un mapa mental para organizar sus líneas de investigación. Aunque fue llevadero y para nada complejo. Una guerra, una conspiración, corporaciones, alienígenas, nómadas, militares...

Repetimos banda sonora con Tron Legacy y Deus Ex Human Revolution, pero en verdad esta partida estuvo representada por la magnífica música de George Thorogood and The Destroyers de la que os dejo algunas piezas:



Y por supuesto, la canción que les dio la fama... Bad to the Bone

No hay comentarios:

Publicar un comentario