22 jul. 2012

Cyberpunk 2020 e Yggdrasill

La frecuencia con la que juego a rol últimamente es bastante caótica. En el último parón he estado casi dos meses en el dique seco, para luego jugar estos dos últimos fines de semana seguidos. Hemos seguido con la campaña de Cyberpunk 2020 que empezó siendo Idolos de Silicona para luego transformarse en un pseudo spin-off de Half-Life y que está apunto de tocar a su fin, y ayer nos metimos por fin a crear personajes para Yggdrasill, que posiblemente será lo próximo con lo que me meta una vez finalizada la campaña de Cyberpunk: Creo que éste si, va a ser el juego de fantasía medieval definitivo de verdad de la buena. Por cierto que, este descanso de dos meses ha venido bien para luego retomar las cosas con más ganas, y ya hemos hablado de seguir también con la campaña de Dark Heresy, a la cual le quedan también dos telediarios para saber si finalmente somos condenados por alta traición o no...

La partida de Cyberpunk 2020 continuaba en la línea de los acontecimientos anteriores y fue más una sesión de "tránsito" como digo yo, en la que mientras los personajes avanzaban hacia su objetivo, se iban encontrando a su alrededor situaciones y sucesos extraños que acrecentaban una creciente tensión y la sensación de que el final estaba cerca: Todo acabaría aquella noche, de una forma u otra. Quizá la mejor parte fue el "momento Reservoir Dogs" con todos los PJs y varios PNJs principales metidos en la clínica de Doc Walther discutiendo por tratar de comprender que estaba sucediendo desde el punto de vista de cada uno, sin fiarse ni de su sombra pero forzados a cooperar por un bien mayor.

Tras esto, la acción sobrevino de golpe al "adjudicarse" un objetivo que les viene grande, realmente grande: La pirámide de la Tyrrell Corporation, que ya salió en anteriores partidas y que ahora se ha desvelado como uno de los villanos ¿voluntarios? ¿involuntarios? de la trama. Aun hay muchas cosas en el aire, incluyendo el ejército que protege la pirámide. Pocos momentos de relax a partir de ahora y un edificio realmente graaaande por el que moverse... y perderse, a pesar de saber a donde tienen que ir.

Por otro lado, ayer tuvimos una sesión para crear personajes de cara a una... no se si partida suelta o campaña en condiciones para Yggdrasill, porque tras entrar en calor con el sistema me han dado ganas de cambiar la historia que tenía pensada y ponerme con algo más... salvaje. Tres personajes: Berserker, Thurl y Espía. Risas cuando calculamos las reservas de furor de cada uno de ellos y vimos lo bestiajo que iba a ser el berserker, es decir: Como tiene que ser. Es un arquetipo que siempre me ha gustado llevar, pero que me ha parecido muy cutre en otros juegos, con apenas diferencias palpables respecto a un guerrero normal. Aquí, mientras dure el frenesí del berserker es mejor apartarse de largo...

No me suelen gustar personajes magos ni similares, pero el Thurl que se hicieron llegó a gustarme, y es que tiene un aire ermitaño, oscuro... Un bicho raro a ojos de los demás por manejar poderes que le ponen en contacto con los todopoderosos dioses, lo cual siempre da un poco de respeto. No por ello vive "en su mundo" y cuando lo sacas de su elemento no encaja con el resto, porque sencillamente su mundo es la misma naturaleza en la que viven los demás.

El espía... Está por ver. Curioso arquetipo, más enfocado como un ladrón de los de toda la vida que como lo que todos entendemos por espía. Y digo que está por ver, porque a nivel de reglas tengo miedo que la diferencia en puntos de furor con respecto a los otros dos lo penalice demasiado en un juego donde repartir leña está a la orden del día: Porque si no das, recibes. También miedo a que eso eche un poco para atrás al jugador que lo lleva, así que habrá que tantear bien el terreno.

¿Y que hago hablando de fantasía medieval en un blog de ciencia-ficción? Bueno, siempre me ha llamado este género en cierta medida, pero nunca he encontrado un juego que representase fielmente lo que en verdad me gusta de él hasta ahora: Aventuras de espada y brujería sin concesiones. Sin que un reglamento me joda personajes épicos de inicio por hacerlos unos tirillas. Creo que en Yggdrasill no vamos a tener ese problema.

1 comentario:

  1. Prefiero los hirdmen, pero la verdad, cuanto m,ás leo la magia de este juego más me llaman el Scalda y el Thurl,

    ResponderEliminar