17 sept. 2012

Domótica

La Domótica podría definirse como una rama SCR (Sistemas de Control y Regulación), especializada en la automatización y control de viviendas. Usualmente se ve como algo de ciencia-ficción y a las implementaciones que algunas casas poseen como "juguetes" en manos de unos pocos privilegiados, y hay poderosas razones para ello. Inclusive que la percepción que se tiene sobre lo que la domótica puede hacer es bastante limitada. Pero no se debe a limitaciones tecnológicas actuales las cuales permitirían sobrepasar a muchas obras de ciencia-ficción y tener casas "inteligentes" que podríamos controlar con el móvil desde cualquier parte del mundo si quisiésemos. No, el problema no es ese: Es un problema de licencias y estándares.

Cuando digo que la tecnología actual permitiría hacer grandes cosas es porque en industria llevan ya unos años haciéndolas. Diseminados por una instalación que puede tener tranquilamente varios km de extensión tenemos PLCs, routers y tendidos de comunicaciones o sistemas de telemetría que recogen y envían información de campo a servidores que la procesan y actúan en función del programa. O del usuario que a través de un ordenador cliente, supervisa y controla todos los elementos de la instalación, que pueden ser desde estaciones meteorológicas a máquinas complejas, pasando por dispositivos VoIP, centralitas de incendios, CCTV, sensores, líneas de proceso, ventilación... Lo que sea. ¿La ubicación del cliente? Donde haya una toma RJ-45, un punto wi-fi una conexión 3G, etc; y tenga permisos para conectarse.

Así de sencillo... En teoría. En la práctica, este nivel de integración requiere invertir dinero en empresas de ingeniería que desarrollen todo el proyecto incluyendo las comunicaciones con todos los dispositivos, porque cada uno es de una madre distinta y se controla de forma diferente. También implica a posteriori un mantenimiento especializado que no está al alcance de cualquiera, y unos conocimientos que no todo el mundo tiene: Si hoy en día los esfuerzos van dirigidos a que móviles y ordenadores puedan ser utilizados por gente sin ninguna idea de informática, (con resultados de lo más variopintos), la domótica necesita pasar por algo similar. Crear un sistema que permita unificar dispositivos bajo una red wi-fi pudiendo ser controlados por un programa con extensiones. Posible es. Que no se haga porque cuesta mucho dinero, responde a que las empresas que disponen de esta tecnología siguen haciendo las cosas como en industria: Sin soltar prenda y poniendo a las cosas el precio que les da la gana.

Lo que existe son estándares abiertos, cosa buena por cierto, pero que son muy rudimentarios y con ciertos problemas. Por ejemplo, no me gustaría vivir en una casa donde cada dos por tres tenga que escuchar el click-clack de relés encendiendo y apagando cosas, (si los triacs fuesen una solución paa todo...), cuando si la lavadora, aire-acondicionado, televisión, etc, tuviese una tarjeta de control que al recibir una orden transmitida a través de una red wi-fi, se encendería sola. Y no solo eso, sino que podríamos meterle el programa en cada momento, con relés solo nos podemos limitar al encendido y apagado y poco más. Otro problema es que te compras una lavadora por ejemplo, y esa lavadora viene con un control que es software propietario y que no es compatible con esos estándares. Es decir: Paga por el programa.

Nada nuevo, como digo estas cosas en industria son habituales, pero sueltas una pila de millones y una empresa se encarga de hacer que todo "hable" con todo. Este es un ejemplo más de como el dinero, los chanchullos y otras cosillas limitan el progreso de manera brutal. Pero no entiendo como en plena era de ahorros energéticos no se explotan estos conceptos como deben y la mayor sugerencia de los medios para ahorrar consiste en instalar bombillas de bajo consumo, que ya no son algo extraño por cierto, ya que la bombilla incandescente de toda la vida tiene los días contados.

Me vienen a la cabeza muchas novelas donde se incluye por ejemplo algo tan básico como comandos de voz o gestos con las manos. Isaac Asimov es un buen ejemplo de lo que la domótica puede hacer. También Appleseed, donde toda la ciudad de Olimpo es un ecosistema en si mismo posible gracias a este tipo de automatización. Grandes arcologías autosuficientes, los "castillos" modernos, necesitan de esta tecnología para no convertirse en jaulas de aire viciado, por no hablar del sobrecoste energético de mantener una infraestructura que no se ajusta automáticamente a las necesidades del entorno con la mejor relación consumo/confort.

3 comentarios:

  1. A mi me apasiona la domótica. Creo que es un negocio que puede tener mucho futuro. Por eso ahora me estoy dedicando a investigar mucho sobre el tema. Este es mi blog Livemodern.org

    ResponderEliminar
  2. Y mucho presente, al igual que todas esas placas solares que se instalan en los edificios porque vienen "de serie" pero que luego no se amortizan con los acumuladores y circuitería correspondiente.

    Hasta que no venga una compañía como Apple o Google y ponga de moda esas cosas, me temo que nadie va a mover un dedo por algo que lleva haciendo falta desde hace tiempo...

    ResponderEliminar
  3. Exelente definicion de domotica no la olvidaré!

    ResponderEliminar