1 feb. 2013

X-COM: Op. Glacial Skyline

X-COM es uno de esos videjuegos "de culto" que forman parte de mi historia friki particular. Aunque no es un juego al que haya dedicado más horas que a estudiar ni que me haya obligado a comprar colirio al por mayor para los ojos, si es un juego cuya temática y funcionamiento me han atraído desde siempre. Lo he tenido abandonado mucho tiempo, la principal razón es la falta de una actualización decente para adaptarla como mínimo a pantallas SVGA y una interfaz drag & drop para moverse por los menús. Y lo sigo teniendo aparcado porque todavía no le he echado el guante al nuevo XCOM: Enemy Unknown, aunque va a ser cosa de dos semanas :) Desde que vi este juego anunciado en Steam las ganas de volver a jugar, de buscar ports para "todo" (Windows, Linux, Android, iOS...), han crecido exponencialmente.

Hace un par de años hablaba en el blog de la moda de las invasiones alienígenas, y también hice una reseña de Conspiracy X. Me encantan todos los mitos que rodean a los Grises, hasta tengo cuentas de usuario en Linux como KRLL que desde el más profundo subconsciente me lo recuerdan. Pero siempre me he encontrado con un "pero" que es introducir este ambiente de OVNIs y conspiraciones en las partidas sin que la gente se me pierda o les entren ganas de matarme como en la campaña Idolos de Silicona :P Así que me dije, que cojones: ¿Por que no hacer directamente partidas en el universo de X-COM? Dicho y hecho, este fin de semana pasado jugamos una partida al susodicho.

La historia comenzaba en una base X-COM danesa un sábado de madrugada, cuando hacia las 7:30h se detecta una alerta OVNI sobre el Mar del Norte dirigiéndose a gran altura y velocidad hacia las costas de Noruega. Un Interceptor en Alerta 1 despega y derriba el platillo. Casi inmediatamente, el Skyranger en Alerta 10 despega con un equipo de limpieza a bordo encarnado por los personajes. Una historia típica del videojuego.


La penumbra de los inviernos noruegos se solapa con oscuros bosques y praderas heladas al pie de las montañas, donde no hay un alma a esas horas de la mañana. Todos los pajarillos y animales del lugar ponen pies en polvorosa, sintiendo un terror de ojos saltones sobre sus espaldas. Entonces llega el Skyranger y aterriza no muy lejos de las dos trazas infrarrojas que han visto precipitarse a lo más profundo del bosque.

Como no podía ser de otra manera en una historia de OVNIS, empiezan a pasar cosas raras. Primero, una pareja perdida en medio del bosque muerta de frío intentando dirigirse al pueblo más cercano. Interceptados por los PJs, revelan una historia de bolas de fuego surcando el aire y un oculto pulso electromagnético que deja su coche inservible en una carretera más allá de los pinos. Van por buen camino, o eso es lo que creen.

Llegados a la zona del impacto son sorprendidos por las versiones mini de los ciberdiscos, utilizando armas aturdidoras contra ellos. También son sorprendidos por la mitad de la parejita que encontraron antes: La mujer aparece de la nada y les ataca con una pistola láser por la espalda. Costó un poco darse cuenta de lo que pasaba, aunque finalmente descubrieron el engaño y como la mujer era un clon controlado telepáticamente por los grises, con una fisionomía imposible, síntima inequívoco de manipulación genética extrema.


El primer lugar del impacto tiene una escena cuasi cómica cuando varios personajes empiezan a ver cosas distintas e incluso radicalmente opuestas, volviéndose más locos a cada momento. Al físico del grupo le da pavor acercarse al objeto, la aguja del contador geiger va a reventar. Pero para el jefe del pelotón la radiación es simplemente alta, para nada crítica. Un tercer personaje no tiene en absoluto miedo y se acerca buscando una puerta, apareciendo y desapareciendo el panel de acceso de sus ojos hasta que finalmente superan el disruptor neural que no atinaban a ver como les estaba afectando y vuelan la pared con una buena dósis de C4, aplastando al Sectoide que hay detrás.

El segundo lugar del impacto contenía un platillo volante que a duras penas conseguía mantener su campo de camuflaje activo, tras haber quedado el reactor dañado más allá del límite. El resto de la tripulación había muerto en el accidente, hayando en el interior dos clones más en crioéxtasis cuya apariencia resultó coincidir con personal militar noruego ubicado en una base al norte del país, en un intento de usurpar su identidad, una práctica común entre los Grises.


Para este juego hemos usado Cacería de Bichos. No ha hecho falta hacer gran cosa excepto unos pocos datos estadísticos de los enemigos y dividir los 75 puntos de creación de los personajes en dos fases: Los conocimientos y el entrenamiento anterior a su entrada en X-COM, y el entrenamiento específico recibido al entrar en la organización. Y nos ha ido muy bien para que ningún personaje se quedase descolgado por una especialización excesiva o por no tener ni un mínimo de puntos invertido en habilidades de acción (para los científicos), o de conocimiento (para los machacas).

Para la ambientación he usado además del propio X-COM un PDF del que ya he hablado alguna vez: The Blue Planet Project: Alien Research, una hoja de ruta sobre conspiraciones alienígenas que viene de perlas.

Y después de esta primera Op. Glacial Skyline vendrán más, porque la experiencia resultó muy positiva. Poco trabajo para empezar a jugar y mucho entretenimiento, así que esperamos repetir en breve.

7 comentarios:

  1. Moooola!
    Ya nos irás contando más!

    ResponderEliminar
  2. no conozco el videojuego, pero me mola mucho el argumento y transcurso de la aventura que cuentas

    ResponderEliminar
  3. El videojuego original era de Microprose allá por el 94-95 si mal no recuerdo. Es un juego de estrategia que combina 4X con combate táctico por turnos. Tu eres el jefe de una organización para combatir a los alienígenas llamada X-COM. Vas colocando bases por todo el globo con radares, laboratorios y demás. Cuando se detecta un OVNI, se manda primero un interceptor y luego un equipo de limpieza. Este equipo mata o captura alienígenas y su tecnología, que se usa para hacer I+D y tener mejores armas y equipos para hacerles frente. Ha tenido muchas secuelas... La segunda parte por ejemplo, Terror From Deep es lo mismo pero explotando ese mito OVNI de que los grises tienen su bases en el fondo del mar en vez de venir del espacio.

    ResponderEliminar
  4. Recuerdo cuando hace muchos años que mi hermano lo tenía y se pasaba horas delante del ordenador. Lo probé una vez pero era tremendamente difícil y no sabía apenas lo que hacía. No ayudaba el idioma tampoco.

    ResponderEliminar
  5. Muy interesante. El X-COM es uno de los pocos juegos de ordenador que me han tenido enganchados hasta el final :).

    ResponderEliminar
  6. Hacía siglos que no recuperaba la ambientación XCOM, así que de algunos detallitos ni me acordaba, pero lo pasamos francamente bien. Ya estoy esperando la próxima alerta OVNI.

    ResponderEliminar
  7. Pues la ambientación es muy similar a la vieja serie UFO

    ResponderEliminar