10 nov. 2013

Reto 30 días: 10.- La historia que siempre recuerdas con tus amigos

Sucede en una quedada entre unos veinte colegas en la que se estaba haciendo una partida de Killer mientras la gente iba a lo suyo. La variante era la del vampiro: Cuando mataba a alguien, se convertía en un vampiro que podía matar y convertir a otros, hasta que no quedase nadie. Y a la contra, la víctima podía sorprender al vástago y matarle, quedando eliminado definitivamente del juego. Previamente habíamos hecho otro intento al Killer más convencional cuyos resultados habían sido caóticos in extremis. Así que decidimos probar lo del vampiro porque era más civilizado... y conspiranóico.

Esa tarde, un grupo de unas 8 personas estábamos jugando una partida a Traveller. De pronto salió el tema del vampiro de una forma tan natural que casi parecía sacado de la partida: Ocho personas hablando de como protegerse del vampiro. Ocho personas y Un cónclave.

El cónclave preparó una conspiración contra el propio vampiro para hacerle creer que había más vástagos convertidos de los que realmente había, a fin de que se confiasen y descubriesen para poder matarlos. Funcionó, y de que manera. Hasta el propio vampiro original flipaba de lo "bien" que se le estaba dando.

Cuando después contamos nuestra estrategia, se desató la ira, la indignación, nos llamaron tramposos, nos dijeron que si queríamos más sal y finalmente, acabamos riéndonos y todavía lo hacemos al recordarlo. Desde entonces prometimos hacer otras partidas de Killer sin trampas. Y han dado un buen resultado. La última la gané yo de hecho mwahahaha! ):

(Pero confieso que no me gusta jugar a Killer porque me absorbe tanto para sobrevivir, que me descentra de otras cosas que esté haciendo en ese momento)

No hay comentarios:

Publicar un comentario