24 nov. 2013

Reto 30 días: 24.- La sesión que menos ha durado

Por causas naturales no sabría decir. Cuando empecé en el mundo del rol jugaba sesiones muy continuas (3-5 días semanales durante periodos de varios meses), pero de unas 3-4 horas como mucho; si acaso alargándolas un poco más hasta llegar a 6-8 horas los fines de semana, que es más o menos lo que duran las sesiones que juego hoy día. Solo me viene a la mente una sesión que se salió de esta norma y fue a un juego un tanto destructivo: Paranoia.

Fue una partida de chat en la que los dos esclarecedores debían matar a la escoria mutante que se escondía tras las raves del sector #431, y de paso a la escoria traidora porque las raves eran ilegales. Es decir, a todo el mundo. Para ello debían infiltrarse en la rave, así que tendrían que matarse a si mismos también.

Primero se prepararon para salir de fiesta. Uno de ellos tuvo la ocurrencia de teñirse el pelo de ROJO. El otro lo mató por sucio comunista traidor. Le reventó la cabeza a bocajarro y se llenó de vísceras y sangre ROJA, que rápidamente los presentes identificaron como síntoma inequívoco de traición comunista al ordenador. Y se lo cargaron.

Luego buscaron un taxi para acudir a la cita, previo convenio de no disparar a bocajarro a nadie para evitar malentendidos. A la hora de pagar, le preguntaron al taxista que cuantos EUROS eran. ¿Euros? ¿Que coño es eso de los euros? Aquí se paga en dólares. ¡COMUNISTAAAA!

¡BANG!

¡BANG!

Sus nuevos clones volvieron a salir de la sede central del Ordenador, que les preguntó a ver por que todavía no se habían puesto en marcha con la misión. Se inventaron la primera excusa que se les pasó por la cabeza. Que estaban en el baño. Ya. Dos horas.

¡ZAP!

¡ZAP!

Volvieron a salir ooootra vez. Discutiendo entre ellos y echándose la culpa de ser unos inútiles que estaban quemando clones a toda velocidad. A grito limpio parándose en mitad de la calle para solucionar sus diferencias. Hasta que uno soltó:

¡NO ES MI CULPA, HA SIDO EL PUTO ORDENADOR DE LOS COJONES!

Y el otro contestó:

¡PORQUE TU ERES UN CLON DE MIERDA DFECTUOSO!

¡¡¡¡¡¡¡ BLASFEMIAAAAAAAA !!!!!

La siguiente vez salieron calladitos, se subieron en el taxi, pagaron en dolares y llegaron al sitio donde era la rave. Bien, por fin iban a afrontar la misión. Con solo dos clones de reserva.

Que se transformaron en uno cuando se les ocurrió enfrentarse al gorila de la puerta amenazándole con que si no les dejaban entrar, iban a denunciarles delante del Ordenador porque estaban montando una rave ilegal.

Inteligente, si. Desesperados ya con la situación, decidieron dejar una bomba delante de la puerta y largarse. Pero claro, su autorización les impedía conseguir una del Ordenador y por otro lado... No había huevos de pedírsela aunque la tuviesen visto lo visto.

Así que dos esclarecedores infrarrojos fueron buscando un contrabandista que les vendiese la bomba por toda la ciudad. A estas alturas, el juego hizo valer su nombre en la mente de los jugadores. Tanto que les llevó a creer que toda esta misión había sido en realidad una prueba del Ordenador para ver si realmente cumplirían con un trabajo que implicaría cometer un acto de traición.

Por lo que decidieron demostrar su lealtad tirándose por un puente previa nota explicativa en la que indicaban dicho detalle.

¿Y todo esto cuando duró? Una hora y media. Por chat. Que es más lento que en mesa.

Descojone total entre los demás espectadores del chat, y yo personalmente me he vuelto a reir cosa mala recordando aquel momento :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario