28 nov. 2013

Reto 30 días: 28.- Definiéndome como master

Soy un perfeccionista que aplica la ley del mínimo esfuerzo. Y como se come eso, pensaréis: Pues aprovechando todos los recursos a mi alcance para hacerlo bien, sin perder el tiempo en hacer cosas que puedo conseguir de otra manera. Y por estos motivos también, me cuesta mi tiempo encontrar buenas ideas, además de haberme pasado años hasta tener un buen método para perfilar las partidas.

Jamás aplico las reglas a rajatabla: El diseñador del juego pudo tener ideas distintas a las que queremos poner en práctica, así que soy de los que cambian y ajustan sin tapujos para que funcione bien. No es una perspectiva que tenga solo en los juegos de rol, sino en todo. Creo que nadie me discutirá que al hacer otras cosas la comodidad le permite centrarse a uno mejor en lo que hace, y los juegos de rol no son diferentes. Esto me lleva a ser un poco "camello" en la creación de personajes y dar más de lo que sería normal. Si así es más divertido bienvenido sea, oiga.

No soy un master mamá, de hecho llevo una temporada en la que les aprieto mucho las tuercas a los jugadores. Pero tampoco soy de los que van a putear, simplemente intento ser lo más imparcial posible con las tiradas de dados. Esto crea muchos giros de trama inesperados y rompe con la monotonía de la linealidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada