9 abr. 2014

Tecnojerga, Star Trek y Analizadores de Espectro

"Se detecta una saturación de ondas electromagnéticas en el aire, en todas las frecuencias. Las señales son confusas, todo parece estar mezclado sin un orden aparente."

Este podría ser perfectamente un diálogo de Star Trek, tras el descubrimiento de una nueva civilización de características similares a la nuestra. A priori, deja al espectador pendiente de un hilo al escuchar tecnojerga varia especiada con "saturación" y "confusas" dando a entender que la situación es anormal y que puede haber una situación incluso de emergencia, o indicios de un lenguaje que ni siquiera el traductor universal es capaz de entender. Nada más lejos de la realidad: Podría estar describiendo perfectamente nuestro propio mundo.

Uno de los aparatos que más me fascinan de mi profesión es el Analizador de Espectro. También de nombre ciertamente rimbombante, lo cierto es que día a día millones de personas en el mundo utilizan su principio de funcionamiento para sintonizar emisoras de radio o canales de televisión. Antes de que el RDS y la TDT hiciesen acto de presencia, seguro que unos cuantos recordarán la acción de "sintonizar el dial" o "buscar un canal". Tener que escoger entre la banda VHF o UHF para televisión, o las bandas de AM o FM para radio. El dial queda sintonizado cuando el receptor es capaz de recibir la señal a la máxima potencia posible para el medio disponible.

El analizador de espectro funciona de manera similar, mostrando una gráfica en la cual el eje X mide la frecuencia y el eje Y la intensidad de la señal. Sin entrar a explicar la teoría electrónica detrás del aparato, se podría decir que en el analizador podemos elegir un rango de frecuencias delimitado por un valor inferior y uno superior, y que podemos ver la intensidad de la señal a lo largo del mismo. La gráfica resultante tiene una forma pesudo-triangular en la que cada pico marca la intensidad para una frecuencia dada.


Me fascina porque un analizador de redes conectado a una antena, te permite ver todas las transmisiones de radio que hay en el aire. Si no están codificadas y/o es un cifrado abierto, y el aparato lo suficientemente avanzado (es decir: caro), es posible interpretarlas y llegar a ver la televisión, escuchar la radio e incluso captar y volcar señales más "extrañas" como datos de telemetría. Por poder, podrías incluso recoger señales de telefonía y redes de datos, aunque estas señales están cifradas y no se podría extraer su contenido.

La primera vez que alguien, (normalmente un estudiante de electrónica), enciende uno de estos aparatos, tiende a pensar que o bien ha hecho algo mal, o el aparato funciona mal, o hay mucho "ruido" en el aire. En realidad, lo que a menudo suele verse, puede interpretarse de manera similar a esa escena de Star Trek descrita arriba.

No todos los rangos de frecuencia están igual de llenos y algunos están de hecho bastante vacíos, pero lo normal es que en ciertas bandas, digamos de VHF para arriba (inclusive) este todo hiper-saturado. Empezamos por las señales típicas de radio comercial, televisión y telefonía. A ellos hay que sumar otros servicios de radio como los empleados en aeronáutica, marinería, policía, salvamento, bomberos, protección civil y canales gubernamentales, incluidos los militares. Tenemos también servicios de balizamiento como los empleados para radionavegación, servidores de reloj astronómico, GPS y balizas GPS (para donde los satélites GPS no llegan, como por ejemplo interior de túneles), servicios meteorológicos, y sensores varios conectados mediante telemetría, sean de dominio público o privado. A todo ello tenemos las omni-presentes Wi-Fis y Bluetooth en rangos de frecuencia más altos tanto como las bandas de radioaficionado con o sin licencia, o de uso específico como los PMR habituales con fines laborales, partidas de caza, etc.

Y esto es solo una pequeña porción porque claro, solo tiene uno que pararse a pensar en un momento dado cuantas señales se pueden transmitir en un segundo en un lugar dado... Y pensar que por una misma frecuencia pueden viajar varias señales multiplexadas en tiempo y empezar a rizar el rizo sobre lo básico hasta darnos cuenta de que estamos siendo constantemente bombardeados por ondas de radio electromagnéticas, y que es prácticamente imposible encontrar un espacio completamente libre de tales ondas, excepto que haya sido deliberadamente construido para ello.

Quizás le acabo de quitar la mística a un primer encuentro con una especie desconocida que emplea el aire para transmitir toda clase de datos, tal y como hacemos nosotros. La verdad es que en base a esta mística y desconocimiento, no se si deliberado o inconsciente, se mueven argumentos de series de televisión y películas completas. A veces de forma tan surrealista que luego acaba generando temores un tanto infundados entre la gente, pero en fin.

El conocimiento nos hará libres, dicen...

PD: El nombre de la entrada es confuso, lo se... No se me ha ocurrido otro mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada