20 oct. 2014

Super-Armas en la Ciencia-Ficción

La idea de esta entrada me la dio un compañero en el trabajo, debatiendo sobre cual podría ser el arma de destrucción masiva más potente que podría llegar a imaginarse. A colación salió de forma inevitable la Estrella de la Muerte, y un servidor defendió a capa y espada que dicha estación de combate no era ni de lejos lo más burro que me venía a la mente al pensar en esas cosas. Por lo que me decidí a hacer un ranking de las 5 armas más destructivas que han pasado por mi cultura friki.


5.- Muerte Gris (Varios)
Uno de los supuestos a los que la nanotecnología podría llegar en un futuro sería la reproducción de las propias nanomáquinas, que utilizarían materia a nivel molecular para construir otras nanomáquinas y así sucesivamente. Aunque pueda haber usos en los que esto esté justificado, se corre el peligro de que las nanomáquinas se repliquen a si mismas indefinidamente hasta consumir toda la materia a su alcance, lo que efectivamente reemplazaría todo lo que conocemos por un equivalente de nube o manta en el que nada más sobreviviría.

A este fenómeno se le ha llamado de muchas maneras, aunque uno de los nombres que más prevalecen es el de Muerte Gris. En algunas obras de ciencia-ficción la Muerte Gris puede llegar a engullir un planeta casi al completo. En Esfera Andrómeda por ejemplo, el disparo de un misil con nanomáquinas programadas para replicarse infinitamente, engulle el casco de grandes naves espaciales, dejando a la tripulación expuesta al vacío.


4.- Estrella de la Muerte (Star Wars)
Poco que decir sobre la que probablemente sea la estación de combate más famosa de la historia. La Estrella de la Muerte dispara un poderoso rayo que es capaz de reventar un planeta en mil pedazos. Es además una base militar móvil que transporta en su interior cazas, tropas y pertrechos de todo tipo. Sería un arma formidable de no ser por un más que estúpido fallo de diseño, que no salió antes a la luz porque los rebeldes no disponían de drones o misiles guiados que disparar en masa por el conducto, (aunque eso le habría restado epicidad a la escena final de la Batalla de Yavin).


3.- Pequeño Doctor (Saga de Ender)
El Dispositivo de Destrucción Molecular es un arma de destrucción masiva que además de poder destruir un planeta en tres segundos, puede ser utilizada para destruir flotas de naves estelares; motivo por el cual la antepongo a la omnipresente Estrella de la Muerte. Aparece por primera vez en la novela El juego de Ender con el apodo de Pequeño Doctor, y es un arma terrorífica porque la potencia de su ataque no es fija sino que cuanto mayor es la cantidad de materia del objetivo, más potente resulta.

En las novelas se dispara como un misil, y muchas veces de poco sirve destruirlo antes de que alcance el objetivo, porque detonará y empezará a tragarse todo lo que encuentre a su paso. Aunque tiene sus límites y puede ser necesario disparar varios; la sola idea de utilizarlo aunque sea una sola vez, resulta aterradora. Y sorprendentemente, en las novelas de Ender, la ética y la moral que deberían ser los principales frenos para su uso, son bastante ligeros. Lo cierto es que como arma para reafirmar la superioridad humana, es imbatible.


2.- GWSW (Core Command)
El friki que creó este arma era un tipo o tipa con un peculiar sentido del humor y mucha mala leche. GWSW significa Gravimetric Wave Slingshot Weapon, que más allá del evidente tecnobabble es en esencia, un tirachinas gigante que envía una ola de alta gravedad contra un objetivo. Según se explica en el juego, las instalaciones de este arma se construyen en torno a una estrella o gigante gaseoso que emane altas cantidades de radiación y calor. Es necesario un tiempo en el cual se va cargando para finalmente, como si de un tirachinas se tratase, soltar de pronto la oleada de gravedad en una dirección concreta. Ésta arrasaría con todo lo que encontrase a su camino y solo se desviaría o pararía ante una fuente de gravedad lo suficientemente fuerte.

Lo cachondo del asunto es que la ola viaja a velocidades sublumínimas, por  lo que puede estar años viajando en espacio profundo sin que los enemigos de la facción que posea el GWSW lleguen a saber que ha sido disparada. Además, no se puede decir que sea un arma "apuntada" porque no se desvanece cuando "impacta", sino que destruido un sistema solar podría seguir avanzando y destruir el siguiente, desviarse del camino y llegar a otro, etc.


1.- Halos (Halo)
Los Halos son unas instalaciones con forma de anillo construidas por una especie conocida como Forerunners. En total hay siete de ellos repartidos por toda la galaxia, numerados del 01 al 07 más una instalación especial llamada Arca con la designación 00. En el interior de estos anillos se pueden encontrar recreaciones de todo tipo de ecosistemas, criaturas vivas, laboratorios, hangares, observatorios... y zonas de contención para una peligrosa especie alienígena conocida como The Flood, capaz de infectar a todas las criaturas vivas que pillan propagándose de forma incontrolada y exponencial por todo el universo.

No hay forma humana de combatir a los Flood, por eso los Forerunners crearon los Halos. La activación de uno de ellos envía una señal que activa los otros siete de forma inmediata, generando un pulso que destruye toda forma de vida presente en la galaxia, para matar de hambre a los Flood. Brutal y eficiente, aunque primero alguien debería preguntarles por que no usaron ese arma contra los Flood primero y dejarnos tranquilos al resto.

6 comentarios:

  1. Aunque sea a una menor escala (relativa) siempre puedes incluir dos cacharros más made in Star Trek: Por un lado tienes la Maquina del Juicio Final (aka el Asesino de Planets) que a mayores es feo de cojones, con esa mezcla entre larva intestinal y mojón cósmico y por otro lado tienes las naves tecno-orgánicas de la especie 8472 (los de Voyager) que tan pronto te revientan un planeta como te fusilan cubos Borg.

    ResponderEliminar
  2. Creo que la mas bestia es la Bomba de realidad que intentan usar los Daleks hacia el final de la cuarta temporada del Doctor Who. 27 planetas que generan un rayo capaz de destruir toda la realidad sin que quede nada mas que ellos al estar escondidos en una dimensión de bolsillo. :P

    ResponderEliminar
  3. Hace mucho que te leo, aunque no había dejado nunca un comentario en este fantástico blog. Me ha venido a la cabeza un dispositivo utilizado recientemente en los tebeos de Thor (generalmente mucho más fantástico, pero con etapas de fanta-ciencia muy loca) que es la GodBomb utilizada por Gorr, el carnicero de dioses: http://marvel.wikia.com/Gorr_(God_Butcher)_(Earth-616)

    Se trata de una bomba del tamaño de un satélite ("It's too big to be a space station" que diría Han Solo), que explota en todas las realidades y todos los tiempos simultaneamente, matando a los dioses en todas sus versiones y en todo tiempo a la vez, dando como resultado que nunca hayan existido.

    ResponderEliminar
  4. La Bomba de Naquadriah de Stargate también podría ir en la lista.

    ResponderEliminar
  5. Y no me quedo muy bien lo que hacia pero el arma-satelite-estacion de Espacio revelación de Alastair Reynolds.

    ResponderEliminar
  6. continuo: podria estar perfectamente en la lista.

    ResponderEliminar