31 dic. 2014

Y así ha sido el 2014...

Se acabó. El 2014 ya no da más de si. Dentro de poco llegará el 2015 y es hora de cumplir todos esos propósitos de año nuevo que tradicionalmente se hacen con la misma facilidad con que se olvidan. Este ha sido un buen año en cuanto a juegos de rol, con muchos lanzamientos en nuestro idioma. Le dan a uno ganas de comprar, aunque por suerte (o por desgracia), el catálogo sigue muy orientado a unos géneros muy concretos que hacen que mi cartera respire tranquila.

Haciendo un repaso de todos ellos, me quedo con tres: First Contact: XCORPS, Walküre y FAE. Sobre el primero puedo decir que hacía mucho tiempo que no me enganchaba tanto a un juego, me atrevería a decir que desde mis primeros pinitos con Cyberpunk 2020 y de eso hace más de quince años. Será porque llevo más o menos el mismo tiempo jugando a XCOM, y porque el formato de las partidas militares unido al juego organizado montado desde Holocubierta Ediciones me ha dado una regularidad en cuanto a partidas que necesitaba desde hacía tiempo.

Walküre era otro gran esperado, una apuesta de ciencia-ficción muy ambiciosa y que se salía de lo tradicional. Con una ambientación que abarca más de cien años de historia desde una Segunda Guerra Mundial alternativa, te puedes perder y no saber muy bien que hacer con él hasta que te sientas y lo estudias con detenimiento. Por ahora, nuestras partidas se han limitado a la IIGM pero hay ganas de probarlo en un entramado de ciencia-ficción, sobretodo ahora que ya ha llegado Mondextraktion. 

Walküre ha sido también la puesta en escena de CdB Engine, la segunda edición por así decirlo, de Cacería de Bichos, que añade muchas más opciones y posibilidades. Quizá demasiadas para la manera de jugar a la que nos hemos acostumbrado algunos, y con un rival muy duro en su propio antecesor. Pero no se le puede negar el hecho de aspirar a ser una especie de GURPS a la española.

FATE Acelerado o FAE como se le conoce coloquialmente no es ningún desconocido, aunque este año lo hemos tenido disponible en nuestro idioma. Yo me voy aprovechar de ello para meterlo en mis favoritos aunque ya llevase tiempo cacharreando con él. Para mi aporta unas herramientas muy sencillas con las que plasmar cualquier cosa y jugar, sin tener que estar mirando interminables listas de dotes stunts, como ya nos ha pasado hace poco con FATE Mass Effect. Cogiendo algunas cosas de su hermano mayor se pueden hacer cosas muy interesantes al vuelo y con apenas esfuerzo.

¿Y que queda para el 2015?

Pues estoy deseando que me llegue el mecenazgo de Fragged Empire tanto como el nuevo Mutant Chronicles, y ver que tal resulta el juego de rol de Infinity. También me han hablado de la tercera edición de Xtraidos, ese juego medio cyberpunk, medio super-heróico cuya primera edición me encantó dejándome con ganas de más.

En lo personal, seguir jugando todo lo que pueda, al menos de momento que vuelvo a tener tiempo para ello. También quisiera que este 2015 no pasase en vano sin poder hacer de una vez ese proyecto de campaña que llevo arrastrando para Last War desde hace bastante tiempo.

Y sin más me despido deseándoos un feliz año nuevo, mucho rol, mucho sol, salud, dinero, amor, grandes rebajas, larga vida y prosperidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada