13 may. 2015

One Player

Después de estar dos meses sin aparecer por aquí, vuelvo tras haber encontrado (de nuevo) la fórmula para jugar a rol con cierta asiduidad. Y es que parece que lo de mis rachas variables sea una maldición y no un simple problema de disponibilidad... pero en fin, no soy el único con ese problema y gracias a eso hemos podido llegar a un consenso para ir jugando poco a poco. Dicha fórmula radica en partidas de un solo jugador, para los que unos juegos funcionan mejor y otros peor. De una lista un tanto amplia de cosas a las que nos apetecía jugar (Walküre, Star Wars, Kult, Last War, AD&D, RIFTS, Stars Without Number, Fragged Empire, Exo o Dune por decir algunos), se impuso en primer lugar Cyberpunk 2020, y hace unos días tuvimos la primera sesión de la campaña.

Y me gustaría contar algunas cosas de como ha ido la experiencia, porque no sirve el aplicar los mismos métodos que cuando tienes un grupo que se reparte profesiones, puede acceder a una red de contactos más o menos amplia y tiene bastante dinero en efectivo para gastar.

La campaña se desarrolla en un entorno de cosecha propia. Un timeline que empieza en el 2013 y que por ahora se extiende hasta el 2033, con algunos hitos explorados y jugados hace ya un porrón de años, y otros por jugar. El año escogido es el 2020 por una serie de eventos que me gustaría ampliar. El personaje es un arreglador llamado Kevin Anderson que trabaja comprando y vendiendo secretos corporativos de alto nivel, muy al estilo de Paycheck.

Una de las cosas que me he propuesto y que pega mucho con el personaje, es que sea una campaña global. Y para ello, uno de los "cambios" introducidos en la ambientación consiste en dar mucho más protagonismo a la Red. Más al estilo de Ghost in the Shell o incluso de Transhuman Space, aunque lo de descargar la consciencia en cuerpos de alquiler es algo que he dejado de lado. Por ahora.

Kevin Anderson maneja contactos en distintas partes del globo y utiliza la Red para mantenerse en contacto con ellos de forma efectiva. Este es una de las primeras peculiaridades del modo "One Player": Un jugador solo puede ser muy resuelto e independiente, pero limita toda su interacción con el entorno porque no tiene otros jugadores con los que hablar, con lo que recrear PNJs vívidos con nombres y apellidos es vital. Los contactos del señor Anderson se convierten así en parte de su grupo de juego y se vuelven recurrentes. Tanto es así que uno de ellos ha acabado teniendo ficha propia para jugar partidas en una especie de spin-off.


En segundo lugar está el poder del personaje en la campaña. Como decía antes, un grupo completo es más potente que un jugador solitario. Eso no significa que para equilibrar este único personaje tenga que tener stats inflados y una cantidad obscena de habilidades a nivel alto, porque el poder de un grupo no radica únicamente en la suma de sus miembros. La diferencia vital está en el acceso que se tiene a información, dinero, equipo o gente. En CP2020 son cuatro cosas muy importantes, y si llevamos un personaje solitario el acceso a ellas va estar más restringido a menos que se de una libertad de acción considerable.

Mirémoslo así: Una persona no tiene nada que hacer contra una gran corporación a menos que tenga unos cuantos ases guardados en la manga. Si se mete en problemas, (que lo hará porque esto es Cyberpunk 2020), tiene que estar preparado. Y si no tiene a nadie que le guarde las espaldas, tendrá que tener medios para hacerlo: Alquilar mercenarios, información restringida, armas potentes... Incluso aunque sea un simple personaje callejero y su ámbito reducido a las historias del barrio, tendrá que ser alguien solvente a distintos niveles para ser algo más que un tipo corriente.

Otra cosa que me he dado cuenta es de que las partidas tenderán inevitablemente a ser más cortas, al no haber distracción entre jugadores y no tener que coordinar todas sus acciones. No tiene mucho sentido perderse con detalles intrascendentes a menos que el jugador se interese explícitamente en hacer algo... Y al mismo tiempo debería darse más interpretación a cosas que otras veces se resuelven automáticamente mediante tiradas, como por ejemplo la investigación y obtención de determinadas pistas. Esto de que sean cortas es además bueno si no tienes mucho tiempo para jugar.

En fin... La siguiente partida va a tener lugar en la Red de forma casi integral. Y la voy a aprovechar para explayarme a gusto con mi visión particular de esta alucinación consensual de complejidad inimaginable experimentada a diario por millones de personas en todo el mundo. Ya os contaré...

No hay comentarios:

Publicar un comentario