22 sept. 2015

CdB Engine (III)

Terminamos con la última parte de la reseña de CdB Engine. Esta vez vamos a hablar sobre las diferencias con Cacería de Bichos original (al que me referiré como CdB a secas para diferenciarlo del Engine),a hablar de la licencia Creative Commons y a sacar algunas conclusiones.

Cacería de Bichos fue un producto revolucionario. Y recalco lo de producto y no sistema, porque lo revolucionario fue que tuviésemos en castellano un sistema genérico del calado de GURPS que había sido escrito en nuestra tierra. Orientado a la ciencia-ficción y conociendo al autor me atrevería a decir que Cacería de Bichos tenía como objetivo mejorar Traveller con juego de ciencia-ficción genérico empleando el formato de GURPS pero sin todos los incordios del mismo. Y realmente lo consiguió, aunque siempre estuvo lastrado por los problemas inherentes a Fudge (principalmente los dados).

Aunque con CdB uno podía acabar jugando realmente a lo que quisiese, donde más impacto tuvo fue jugando ciencia-ficción. Esta es una de las principales diferencias con CdB Engine: En este último el incremento de páginas se debe a que está preparado para cubir cualquier tipo de ambientación. Además, elimina la problemática de los Dados Fudge y la escala de dificultades descompensada a la alza. Ambos quedan sustituidos por una mecánica con 2d6 y una escala con números positivos. Mecánicamente más equilibrado y fácil.

Otra diferencia importante es que CdB Engine es un sistema que adopta soluciones más tradicionales a ciertas mecánicas (principalmente combate). Esto significa que resulta más fácil de asimilar para gente que venga de juegos mainstream... y de Traveller en particular, ya que hay mecánicas casi idénticas. Pero esto no es una ventaja (o desventaja para mi).

Personalmente opinio que el cálculo de distancias y RoF de Cacería de Bichos es uno de los mejor conseguidos que se haya visto en un juego de rol. Y cuando pones el listón tan alto, es difícil de superarlo aunque sea una versión nueva del mismo juego.

No creo que sea tan difícil aprender algo que es distinto del juego que has jugado toda la vida. Creo que al potenciar la familiaridad, CdB Engine ha perdido parte de su personalidad. No mucha porque ciertamente el sistema es mucho más que el combate, pero no deja de ser una parte importante del mismo en un juego donde puede haber xenomorfos de por medio.


¿Y esto para que sirve? ¿Merece la pena?
La cultura rolera que tenemos asume que un sistema existe para complementar una ambientación. Los sistemas sin ambientación resultan chocantes para mucha gente, que lo primero que pregunta es por los juegos publicados para el mismo. En el caso contrario, ambientación sin sistema, es incluso más chocante. Tanto que hay realmente pocas pululando por ahí.

La cuestión, que mucha gente no se hace, es por que existen sistemas sueltos y no ambientaciones genuinas sueltas: Porque el sistema sirve a la ambientación y no al revés. Porque ambientaciones solas si que hay: En novelas, comics, películas, videojuegos... Y con un sistema, suelto o no, todas se pueden adaptar para dar rienda suelta a nuestra imaginación. Mismamente, Cacería de Bichos tiene adaptaciones de Star Trek, Star Wars, Mass Effect o Alien.

Otra cuestión es la de por que jugar a un juego con un sistema de reglas que no te gusta. Que no tiene por que ser un sistema malo, pero simplemente no te gusta. O tiene muchos cálculos y los jugadores no se apañan. O no se adapta a tu estilo de juego. Yo soy partidario de usar reglas caseras en pequeñas cantidades o para corregir errores. Pero también soy partidario de que si el sistema te va a fastidiar la diversión y puedes cambiarlo por otro que no lo haga, no dudes en hacerlo.

Estos son los propósitos de CdB Engine. Entiendo que exista gente y grupos que tengan uno o varios juegos predilectos con ambientación y reglas y no necesiten cambiar. Pero también hay gente por ahí con una ambientación a falta de un sistema para jugar. O gente que necesite cambiar de sistema.

CdB Engine es un sistema con filosofía «cesta de la compra» complementada con algo de «hazlo tú mismo». Vas cogiendo todo lo que necesitas para tu ambientación: Plantillas, razas, armas, dones, etc. Si con eso te sirve, felicidades: Ya puedes empezar a jugar. ¿Que te falta algo? Ahí es donde entran esas reglas para crear talentos, dones, limitaciones, sistemas y lo que se tercie. Perfectamente integradas con el resto de reglas.

Otro público objetivo de CdB Engine es el de aquellos jugadores y directores que están ya un poco aburridos de todo o que de tantos años que llevan jugando, empiezan a no querer tener que aprenderse un sistema nuevo con cada juego que sale. Y eventualmente, cuando se dan cuenta de que al hacer esto también personalizan mucho la ambientación, acaban haciendo las suyas propias.


Creative Commons
Lo comentaba el otro día en G+ y lo vuelvo a comentar aquí: Creo que realmente no se entiende lo que significa sacar un reglamento genérico con licencia Creative Commons.

Por definición, un reglamento genérico permite hacer prácticamente de todo. Es como un lenguaje de programación, un kernel o núcleo adaptable a las necesidades de la ambientación. Todos los sistemas pueden adaptarse más o menos, pero cuando éste tiene una licencia abierta que permite moldearlo hasta el infinito sin que te vengan los hombres de negro a reclamarte derechos de autor, adquiere un potencial tremendo.

En un hobbie como el rol donde la creatividad y la imaginación son los principales motores de la diversión, tener un sistema libre abre las puertas a publicar trabajos sin complicaciones debidas a derechos de autor. La filosofía Creative Commons se basa más en el respeto y en compartir o reutilizar ideas. Una comunidad en torno a una licencia libre puede conseguir cosas increibles. Por la mera satisfacción de compartir y de hacer cosas de forma independiente pero a la vez conjunta con el resto de la gente que participa en la comunidad se mueve mucho trabajo. En el rol, en la informática y en mil cosas.

Por cierto, normalmente Creative Commons no suele ir de la mano con licencias privativas que buscan generar beneficios. Aunque existen versiones de esta licencia para comercializar un producto, su principal función es dar libertad a las obras derivadas, no a priorizar beneficios.


Conclusión
Para aquellos a los que les gusten los sistemas genéricos con unas mecánicas de diseño más clásicas y tener un reglamento para todo, CdB Engine puede ser una buena opción.

Ciertamente hay más sistemas genéricos en el mercado y uno se preguntar por que éste y no otros. Ante esto solo puedo decir que tratéis de probarlo, si no es el Engine, el Cacería de Bichos original que se puede descargar de forma gratuita en su web oficial.


Y si os gusta, recordar que en el momento de escribir estas líneas está en proceso de crowdfunding vía Verkami.

No hay comentarios:

Publicar un comentario