26 sept. 2016

Space Sim Revival


Hace unos cuatro años, dos pesos pesados del mundo de los simuladores espaciales como son Chris Roberts (Wingcommander) y David Braben (Elite), presentaron un par de juegos exitosamente financiados a través de Kickstarter que significaron un revival como nunca se habría imaginado del mundo de los simuladores espaciales: Star Citizen y Elite Dangerous respectivamente.

Cierto es que antes de estos dos juegos existían unos cuantos títulos en activo que mantenían vivo el género, como por ejemplo las sagas X o Evochron. Incluso había algunos proyectos fan-made interesantes como Oolite, Wing Commander Saga o Battlestar One. Y por encima de ellos, EVE On-line.

Pero ninguno generó tanto revuelo como estos dos, tanto que al poco tiempo se unión No Man's Sky a la palestra con algo que nunca se supo muy bien que iba a ser hasta el «Skygate» de este verano. Evochron lanzaba una actualización masiva gratuita para Mercenary y pronto se anunciaba la próxima secuela: Evochron Legacy. Luego aparecían otros proyectos relacionados tanto para PC como para consolas y móviles.

Uno de los reclamos de esta nueva moda fue la persistencia de los universos. Para muchos, esto era un paso más hacia la realidad virtual total, la experiencia definitiva en la que la interacción hacía cambiar las cosas a una escala macroscópica. Por otro lado, la temática retro-futurista apelaba a la nostalgia tanto de los 80 y los 90 como de más atrás.

Como digo, han pasado cuatro años y a día de hoy, 26 de septiembre de 2016, las cosas se pueden resumir de esta manera:

* Uno de esos juegos ha crecido exponencialmente hasta convertirse en la meca de los sims espaciales, pero se está retrasando indefinidamente y todavía no se sabe cuando saldrá al fin.

* Otro fue lanzado a finales de 2014 con unos elementos básicos y ha ido creciendo de forma constante, contando con una base de jugadores creciente a pesar de haber tenido algunos alti-bajos notables.

* Un tercero generó un hype alentando a la prensa para que hablase sobre él, sin que se revelasen detalles cruciales sobre el mismo hasta el día de su lanzamiento, que fue un sonoro fiasco.

Estas tres definiciones corresponden a Star Citizen, Elite Dangerous y No Man's Sky respectivamente. Tres juegos que han estado en mi punto de mira desde el principio y que sin embargo, solo uno ha conseguido consumar el revival del que hablaba antes.

Elite Dangerous es una realidad desde el 15 de diciembre de 2014 que ha tenido muchos detractores, en su mayoría adeptos de Star Citizen y de NMS que se podían identificar por la siguiente conversación:

-Elite Dangerous es un juego vacío y aburrido, mucho grinding.

-Pero, ¿lo has jugado?

-No.

Y termino aquí la última frase: «Para que voy a jugarlo si me puedo hinchar con todo el hype que están sacando CIG y Hello Games.»

Mentiría si dijese que soy imparcial respecto de este comentario, pero ha sido una máxima en muchos foros. Sí: Yo también he comprado Star Citizen y he flipado al principio con lo que ofrecía. Pero después de cuatro años, puedo coger mi HOTAS y mis cascos, y sentarme delante del ordenador a luchar por una facción ficticia integrada por jugadores hispanos en Elite Dangerous... O seguir leyendo noticias sobre el desarrollo de SC.

Esto es tener mala leche...

Con esto no quiero decir que haya perdido la esperanza en el juego de CIG, a pesar de que este artículo publicado en Kotaku llega a resultar un poco pesimista (aunque revelador). Pero si recalcar un hecho, y es que a día de hoy lo único tangible que hay de aquellos proyectos estrella, tras verse que NMS no es definitivamente un sim espacial (polémicas al parte), es Elite Dangerous.

Flaco favor le hacen los buscadores cuando uno quiere informarse del juego, algo que ya se ha transmitido a Frontier Development: Y es que, el ED actual en su versión 2.1 y a las puertas de la 2.2, no tiene nada que ver con lo que se jugaba hace un año en la versión 1.4. La progresión es constante y aun con sus bugs, sus escándalos y la metedura de pata hasta el fondo de hace unos meses, logra ser una experiencia cada vez más profunda.

El que el juego se esté ampliando poco a poco sobre una base, choca con el planteamiento de Star Citizen que pretende entregarlo todo de golpe, y también con el de NMS que... bueno, no se supo que iba a aportar hasta que salió y lo vimos.

Esto tiene sus ventajas y sus desventajas. La principal ventaja es el feedback que tiene de los jugadores, y la desventaja que hay que estar en continua adaptación por algunos de los cambios que se van haciendo. En cualquier caso, tanto SC como ED han dejado entrever lo que ofrecen, lo cual es importante para saber si el juego es del tipo de uno o no.

Dejando a un lado estos tres mainstream, nos encontramos con Evochron. Este es un videojuego que ha ido evolucionando también progresivamente, aunque no ha tenido las mismas críticas que ED, probablemente porque tiene el mérito de haber sido programado por una sola persona.

Evochron Mercenary es un juego que nos mete en un sandbox en el que tenemos una cierta libertad de acción con un modelo de simulación supuestamente hiper-realista. Pero es un juego que no consigue transmitir el feeling de estar en un sandbox persistente y mucho menos de ser un simulador hardcore. 


Posiblemente lo que más llame la atención a los fans del mismo es la manera en la que se gestiona toda la navegación y exploración. En este sentido si que es un sim bastante duro, aunque tiene sus cosas.

Desde luego que no es un triple A como los anteriores. Gráficamente no es ninguna octava maravilla, pero tampoco está mal. Personalmente le encuentro algunos detalles interesantes como el de poder orientarse por el destello de las estrellas o la escenificación de las nebulosas que no veo en otros juegos.

El presupuesto de Evochron es muy modesto en comparación con los anteriores. Pero aun así, sigue adelante y hace poco  que se ha lanzado el sucesor de Mercenary: Legacy. Un juego que tiene buenas valoraciones y que sin embargo es una mejora de lo que ya existía.

La saga X también ha aportado su granito de arena a la moda actual, aunque X: Rebirth haya sido un poco desastre. Lo que popularmente se ha conocido como X4 resultaba ser una modernización masiva del concepto presentado en X3: Terran Conflict, un juego en el que empezabas con una nave, y podías acabar teniendo tu propia mega-corporación.


Los X siempre han sido juegos que tenían un componente 4X mezclado con una simulación no muy dura, más del tipo interactivo que del físico. Y para Rebirth se quiso añadir una interacción aun más profunda, añadiendo interiores de estaciones espaciales, más PNJs, más misiones, más historia...

Y el resultado acabó siendo un juego cuyos detalles entorpecían el transcurso del juego, que para colmo tenía una optimización malísima y problemas de persistencia en los juegos salvados. A X: Rebirth le han hecho mucho daño tanto SC como ED, pero también su predecesor X3: Terran Conflict, que sigue teniendo muchos fan-sites activos pese a todo, porque el juego sigue vivo.

Por último, de todos los juegos de este tipo que han salido de nueva hornada y que he estado siguiendo, me gustaría hablar de uno que está por ahora con acceso anticipado en steam, pero que está causando bastante revuelo: Rogue System.

Este no es un simulador como los anteriores. Como dije hace algún tiempo, se le puede llamar «el Falcon 4 de los simuladores espaciales». Promete ser una experiencia muy cercana a la realidad apoyada por algunos postulados científicos reales y tecnologías cercanas.


De nuevo nos encontramos con un juego de presupuesto limitado pero muchas ganas de ir poco a poco. Y de nuevo con un título que ya se ha hecho eco en la prensa especializada por la manera en que están haciendo las cosas. Yo no puedo hablar mucho de él porque no me van mucho los early access, pero si a finales de año quizá me lo plantee.

Y de Star Citizen me gustaría sinceramente poner más cosas. Por ahora tenemos una alfa jugable en su versión 2.5 que nos permite ver un poco lo que va a ser el universo persistente. Lo que me choca es que en su web se promocione como "contenido jugable" cuando una alfa no es más que una versión temprana de un juego, que tiene muchas cosas por pulir. También está el Arena, que nos permite enzarzarnos en dogfights, quizá el módulo más antiguo junto con el Hangar.

¿Que nos deparará el futuro? Me atrevería a decir que Star Citizen y Elite Dangerous, más que competir, lo que van a hacer es complementarse el uno al otro. Al menos, con lo que hay sobre el papel en el primero, y en la práctica con el segundo. Dos escalas de juego distintas: Una pequeña muy rica en detalles, y otra masiva pero más superficial.


Después de mucho tiempo jugando... Y no solo a videojuegos sino también a rol, he llegado a comprender que ambas cosas pueden funcionar perfectamente, siempre y cuando el jugador participe en ello y no sea un mero espectador.

5 comentarios:

  1. Hola,
    Muy interesante el articulo, no conocía elite dangerous. Por otra parte, no he visto que comentes nada de eve online, quizá no sea un simulador puro pero como experiencia de rol creo que es muy interesante.

    También te paso este otro juego que me llama mucho la atención: http://store.steampowered.com/app/361420/

    Ssaludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que al EVE no he jugado nunca, así que no puedo opinar. Ahora que lo han puesto F2P tal vez me anime a probarlo. Lo mismo me pasa con No Man's Sky, que solo he jugado durante un par de horas, y no me apetece hablar del revuelo que ha causado, que creo que ya hay bastante tralla.

      Me apunto Astroneer, que no lo conocía. Gracias!

      Eliminar
    2. Me está gustando lo que veo de Elite Dangerous... va a caer jejeje.
      Elite Dangerous + SC + Astroneer + Kerbal... menudo combo.

      Eliminar
  2. Me has hypeado mucho con el Elite Dangerous... y resulta que no lo hay para Linux!!! Inyustisia!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo fe en que algún día lo saquen. Porque también hay que comprender que si no lo rentabilizan en las plataformas mayoritarias, no lo hay ni en Windows, ni Linux, ni nada...

      Y además, el señor Braben no es ajeno a esto del software libre. Es uno de los creadores de la Fundación Raspberry.... A lo mejor hay Elite para Raspibian xD.

      Eliminar