12 sept. 2016

Walküre: Liga Anti-Gravedad (I)

Este es un pequeño texto de ambientación para Walküre que he creado en anticipación a una aventura que estoy preparando. Espero que os guste.


El año 2035 es considerado por muchos como el inicio de la gravedad generada artificialmente. Las Placas Mazuw, llamadas así en honor a su inventor, poseen la capacidad de generar gravedad vectorizada. Inicialmente destinadas a proveer de un entorno gravitatorio natural a estaciones y naves espaciales, pronto empezó a experimentarse con la generación de paragravedad o gravedad invertida, lo que permitía efectivamente, generar un campo de anti-gravedad con el cual flotar sobre cualquier superficie.

Entre los años 35 y 40 uno de los campos en los que más se experimentó con la anti-gravedad fue el transporte de superficie. No faltaron aplicaciones sobre automóviles de diversos tipos, creando aparatos capaces de desplazarse sin rozamiento de superficie a velocidades muy elevadas; rivalizando con aeronaves de todo tipo.

Pero no fue hasta el año 2039 cuando se empezó a legislar el uso de placas Mazuw para uso privado. El detonante fue la competición automovilística de Fórmula 1, en la que aprovechando un hueco en la reglamentación, la compañía alemana BMW introdujo un coche sin ruedas que flotaba a una pulgada escasa del suelo, demostrando inmediatamente una gran superioridad que sirvió para suspender el campeonato a las pocas carreras con la intención de reformar completamente la normativa.

En 2040, la Federación Internacional de Automovilismo establecía las bases para la legislación de las placas Mazuw, y la creación de una nueva categoría para la competición con vehículos anti-gravitatorios: La Fórmula AG, o como sería conocida a posteriori, la AGL o Liga Anti-Gravedad.

La AGL sirvió también de pretexto para introducir nuevas tecnologías que habían sido vetadas por la FIA en la Fórmula 1, como las conexiones neurales, motores impulsados por reactores de micro-fusión o mejoras biónicas para los pilotos.

Con el paso de los años, la AGL se sumaría a la lista de competiciones deportivas en las que americanos, alemanes y rusos lucharían por demostrar su superioridad. Se convertiría en un demostrador tecnológico a todos los niveles en el que escuderías de todo el mundo competirían sin importar el bloque político al que estuviesen adheridas.

También contribuiría a desarrollar tecnologías aplicadas posteriormente en el ámbito civil, teniendo un papel muy destacado en el desarrollo de micro-reactores portátiles que serían utilizados en los años futuros para la colonización espacial.

1 comentario:

  1. Me ha gustado. Parece la introducción de una historia del futuro contada por un escritor de ciencia ficción clásica.

    ResponderEliminar