26 oct. 2016

Reseña: Recuerda el mañana

Juego de rol de temática Cyberpunk en el que hay que coger con pinzas el concepto de 'rol' y la temática cyberpunk brilla por su... ¿Ausencia/presencia?

El libro: Tiene portada y hojas con texto en negro y grises y fondo blanco. Con (pocas) ilustraciones de la grandísima ilustrador Angy Fernández. Aunque bueno, en este caso, el libreto se acerca más al formato octavilla de las novelas del oeste de Lafuente Stefania. El formato perfecto para llevar un juego en una mariconera de esas cruzada al pecho, pero con las hojas fotocopiadas en Din-A4 en carpeta aparte... comodísimo, vamos.

El juego: Pone que es un juego de rol creado por Gregor Hutton, famoso en su barrio y en los grupos de los roleros a los que no les quisieron de pequeños y que andan buscando la vuelta de tuerca más inverosimil en esto del hobbie rolero. Bueno, eso de juego de rol... vamos a dejarlo por que aún, después de tantos años en la afición, no hay nadie que se atreva a dar una definición valida y aceptada por la generalidad de la afición. Vamos a llamarlo juego de rol por que tiene lo más básico de ellos; una hoja de pj donde poner un nombre y un par de números...

¡Y ya!*

Bueno, realmente pones 3 números. ¿El resto? Tiras o eliges una serie de condiciones positivas y negativas y algún nombre chachi guai (por utilizar terminología ochentera) que suena muy cyberpunk por que lo ha leído en alguna novela perdida de Sterling o visto en algún cartel pegado en las paredes de la ciudad del Deus Ex.

El ambiente Cyberpunk lo pones tu. Por que para jugar a este juego, creado para matar el gusanillo de partidas de esta temática, tienes que aportar tu el transfondo. Si no tienes ni idea de que va este subgénero de la ciencia ficción nacido a finales de los 70, olvídate. Este es un "Háztelo tu mismo" en toda regla. Solo te da unas reglas para que rolees como te de la gana. No vaya a ser que el autor te tenga que decir como jugar a juegos Cyberpunk y esas cosas. Que ya eres mayorcito para crearte tus mundos.

¿He dicho rolear? Si, bueno. Vamos a decir rolear por que al fin y al cabo el cuaderno se vende como juego de rol. Pero es un juego de mesa sin tablero ni fichas de esas de cartón duro que se hacen en china y que cuestan un pastón, metido todo en una caja también molona y con una ilustración cojonuda. Me imagino al autor y su grupo, después de crear las reglas se juntaron para hablar de como diseñarían las ´tiles´y las minis... pero como no llegarían a ningún acuerdo en los 20 minutos que tardaron en beberse las cervezas de la nevera portátil dijeron; "¿Y si decimos que es un juego de rol?" y pusieron al más espabilado a maquetar las hojas de personajes principales, secundarios y de facción.

¡Hey! No es mal juego. La verdad es que lo lees y dan ganas de crearte ya mismo los pjs, meterles en una historia y llevarles directamente al centro de la tormenta. No hay que preparar nada. Solo saber la tabla del 3, recordar todo la literatura, cómics y cine que has visto del tema y olvidarte de que no justifica en ningún momento el porqué el director de juego (llamado Controlador) es un cargo rotatorio hacia la izquierda cada vez que terminas una escena... "Por que si" es una buena respuesta. Total, llevamos años en este mundo con el "Todo vale", así que es tan válida como cualquier otra.

Lo dicho. Este es un minijuego de rol que inaugura mi sección rolera equivalente a los gilijuegos/fillers de los de mesa de toda la vida. Cuando tengáis una tarde muerta lo cogéis (en el sentido europeo de la palabra), hacéis pjs, los lleváis al límite creando vuestras propias situaciones y los matáis... y recordad escribir la historia; por que con el tiempo y a la larga, lo único que nos queda es eso. La historia. No el tipo de dado que se usa.

-----
* Vale, por esa regla de 3 podreis decir que dentro de esa definición entran muchos juegos de mesa... hasta el Descent. Y si, el Descent es uno de los mejores juego de rol al que he jugado ultimamente, no os falta razón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada