26 oct. 2017

Reseña: A Gift from Shamash

En los últimos meses he cambiado mucho de registro rolero, dejando aparcada tanto la ciencia-ficción como los sistemas que suelo usar en favor de otras cosas que llevo tiempo queriendo probar. Particularmente, me ha dado por Runequest 6 de manera que, tirando de algunas anotaciones propias acumuladas durante años y el Book of Quests, un libro de aventuras, para el mismo, me he liado a preparar una campaña de fantasía oscura.

Fue precisamente Book of Quests quien me abrió por decirlo de alguna manera, el catálogo de The Design Mechanism, encontrándome con muchas aventuras auto-jugables a través de Mythras, que viene a ser la evolución de Runequest 6 y que tiene una versión libre y gratuita llamada Mythras Imperative, para la que dicho sea de paso, existen algunos trabajos derivados bastante interesantes, como M-Space.

A Gift from Shamash es una de esas aventuras. Se trata de un módulo de ciencia-ficción que podríamos calificar como dura, aunque el libreto te guía muy bien para no perderse con detalles técnicos, quedando como verdaderamente dura la atmósfera en la que se desarrolla todo, haciendo que todo resulte muy inmersivo. La verdad es que fue esto lo que más me atrajo de esta aventura, plateada de una manera muy vívida. Porque la aventura en si misma es... bueno, no os la voy a contar, pero es algo bastante típico, solo que planteada de una forma que en mi opinión la hace más interesante de lo normal, porque hay que lidiar con unos cuantos factores externos que lo retuercen todo.

Aparte, tiene un pequeño trasfondo político que puede aprovecharse para plantear aventuras relacionadas. De hecho, mi primer impulso fue adaptarla al universo de Walküre como una historia de espacio profundo, ya que pega muy bien en juegos basados en el Sistema Solar que sean durillos. Pero aunque utilizada con un juego mayor queda bien, también pienso que se puede jugar en solitario. En el libreto viene todo, personajes incluidos. Y la verdad es que el sistema no está mal y tiene la ventaja de que siendo un porcentual, es más reconocible en la comunidad rolera.

10 oct. 2017

Opinión sobre Star Trek Discovery

- Disclaimer: Opinión libre de spoilers -

Desde que se anunciara la nueva serie de Star Trek, por casa hemos estado pendientes de la fecha de estreno como agua de mayo. Desde que finalmente se estrenó el 25 de septiembre en Netflix, hemos estado siguiendo puntualmente todos los capítulos estrenados hasta ahora: Un total de cuatro, considerando que el piloto es un capítulo doble. Y aunque a alguno le pueda parecer que es pronto para dar una opinión, la verdad es que en estos cuatro capítulos ya se empiezan a apreciar ciertos matices.

Y es que, para empezar, llevamos cuatro capítulos y da la sensación de que todavía estamos en el piloto. Las cosas ocurren muy lentamente en ST:D, especialmente cuando entran los Klingon en escena, que parecen estar permanentemente bajo los efectos del valium. En estos cuatro capítulos solo tenemos desarrollada una historia, muy ligerita eso sí, entre la protagonista y su mentora, que tampoco es para tirar cohetes porque es de cliché de manual. Del resto de personajes aun no sabemos nada, excepto que parecen responder a unos estereotipos muy rígidos, como si en vez de personas fuesen robots a los que se les puede cambiar el programa según necesidad.

Pero la cosa no queda ahí. Algo no está bien en el lore de ST:D. Algo está patas arriba. Hay veces en las que da la sensación de que se han equivocado de federación: En vez de ver una serie sobre la historia de una nave de la Federación Unida de Planetas, parece que estemos viendo una serie sobre el gobierno fascista de la Federación Ciudadana Unida de Starship Troopers. Luego están los Klingons, que rellenan metraje con unos diálogos larguísimos en su lengua natal los cuales en verdad no dicen nada salvo el honor, la tradición y bla bla bla. De hecho, es que no parecen Klingons... casi ni en el maquillaje. Se parecen más a orcos. Pero unos orcos de los que se sientan a dialogar en las naciones unidas y cuando se cabrean se ponen de pie y te miran mal.

En Metacritic, Star Trek Discovery recibe por ahora un 4,6 de nota por parte de los fans. No me sorprende. Quienes la critican no lo hacen precisamente por un frikismo casposo que añora la serie original, sino porque hay momentos en los que no parece que estés viendo una serie de Star Trek. Yo personalmente no la voy a dejar de ver por estas cosas, de hecho sigo teniendo fe. Pero estoy por amenizar la velada tomándome un chupito de cerveza cada vez que salgan Klingons hablando. Porque si salen romulanos en la serie, me da la impresión de que van a cambiar su famosa cerveza por Aquarius.

Paralelamente a Discovery, en casa estamos viendo Enterprise. Y es curioso porque me está gustando mucho, pese a ser considerada una serie fracasada. En unos pocos capítulos se logra transmitir la imagen de esos humanos novatos en la exploración estelar de fábula. Una especie "de pueblo" llegando a la "gran ciudad" interestelar y saludando a todo pichichi para tratar de hacer amigos, hasta que los Klingons responden al Aupa Tú! del Enterprise con un par de torpedos para abrir la negociación... Me acuerdo mucho de esta escena cuando veo Discovery.

De Enterprise no me gusta la historia de la guerra fría temporal. Porque claro, cuando metes viajes en el tiempo y te pasas por el forro las propias reglas creadas en los capítulos anteriores... en una precuela pueeeeeh... Aun así, logran crear personajes entrañables en un momento, cosa que en Discovery como digo, patina bastante.

3 oct. 2017

CdB Engine: Nanosuits


Este verano me he puesto otra vez con la saga Crysis, rejugando especialmente el primero, que para mi es uno de los mejores FPS que he jugado nunca. Una de las razones de esto, es que nuestro personaje va equipado con un nanotraje, una especie de armadura potenciada que tiene unas cuantas funciones la mar de divertidas, como camuflaje óptico, super-fuerza, blindaje inteligente o hiper-velocidad. Siendo yo alguien a quien siempre le han gustado esta clase de trastos y unido a lo tremendamente detallados que son los escenarios de este juego más una buena IA, pues como para no engancharme.

Tenía ya desde hace tiempo los nanosuits adaptados a Cacería de Bichos, así que he decidido darle una vuelta de tuerca y pasarlo a CdB Engine. Y este es el resultado:

FUNCIONES BÁSICAS
  • +2 RD cuando se usan funciones que no sean "Blindaje Máximo" (ver a continuación).
  • Visor con realidad aumentada, zoom x16, infrarrojos, telémetro láser y designador de objetivos.
  • GPS, comunicador personal y enlace de radio a redes tácticas.
  • Máscara anti-gas con abastecimiento de aire independiente.
  • 10 unidades de energía, con recarga de 2 unidades por turno en modo "Blindaje Máximo" y 1 unidad por turno en los modos pasivos de "Velocidad Máxima" y "Fuerza Máxima".

BLINDAJE MÁXIMO
  • Cuando no hay ninguna otra función activada, el traje pasa de forma automática a este modo, en el que su RD sube hasta +8 en vez del +2 normal. El modo Blindaje Máximo no consume energía y permite recargarla si se ha usado en otras funciones, pero impone un penalizador de -1 al Movimiento cuando se usa (mínimo 1).
CAMUFLAJE
  • Camuflaje óptico. La dificultad para ver al portador estando quieto con el camuflaje activo es (12) a 10 metros de distancia o menos. Sube en uno por cada 5 metros adicionales, pero si el portador se mueve andando baja en -2, y si corre -4. El camuflaje consume 1 unidad de energía cada 3 turnos estando quieto, o 1 unidad cada turno si se mueve.
VELOCIDAD MÁXIMA
  • Incrementa la velocidad del portador en un +2 al Movimiento de forma pasiva (pudiendo recargar 1 unidad de energía por turno), o un +6 durante esprints de dos turnos, ya que consume 5 unidades de energía por turno.
FUERZA MÁXIMA
  • Incrementa la fuerza del portador, sumando +6 a su Vigor, pero solo a efectos de golpear, levantar objetos o saltar. No incrementa la velocidad. Si el modo está activo pero no se llevan a cabo ninguna de estas acciones, el traje se recarga a razón de 1 unidad de energía por turno.